Política

El referendo revocatorio: Un derecho político fundamental

Stalin González
Escrito por Stalin González

La historia de Venezuela nace con un Referendo Revocatorio:

“Se dice que en la Caracas del 19 de abril de 1810, parado frente al pueblo
reunido en la Plaza Mayor (hoy Plaza Bolívar), el Capitán General español Vicente Emparan preguntó a los presentes
si éstos querían que él continuara al mando del gobierno; por respuesta se escucho: No, no lo queremos.
Ante esa respuesta el gobernante sólo atinó a decir: Entonces yo tampoco quiero mando…”

I.

El primer referendo revocatorio (RR) de nuestra historia patria lo hizo el pueblo de Caracas el 19 de abril de 1810. Este es uno de los hechos y momentos históricos que luego nuestro himno nacional reafirma con el grito: “… Seguid el ejemplo que CARACAS dio….”. Ese día fundacional de nuestra República, no hicieron falta formalismos que cumplir, solo la comprobación por parte del gobernante (CG. Vicente Emparan) de que el pueblo no le quería al mando del gobierno, ante lo cuál, él tampoco quería tal mando.

Hoy día, el referendo revocatorio esta reconocido como derecho político fundamental en la constitución de 1.999, de hecho el propio ex presidente Chávez (líder supremo de quienes hoy niegan el referendo), dijo públicamente que bastaba  tan solo que transcurra la mitad del mandato constitucional (más con periodos constitucionales de 6 años), para que el pueblo evalúe al mandatario de turno.  Luego, aceptó que la oposición cumplió los requisitos constitucionales para ir a un RR, y se sometió a la evaluación popular. Esto es política actual conocida por todos, así que no profundizare.

Si los militantes del PSUV en el CNE de hoy hubieran estado en funciones para el 19 de abril de 1.810, ¿podrían tantos obstáculos a la consulta popular como los hacen hoy?. Lo más seguro es que no contáramos con ese glorioso momento histórico en nuestras páginas.

II.

En nuestra constitución, el artículo 70 reconoce como medio de participación y protagonismo del pueblo, en lo político: “la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocación del mandato, las iniciativas legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto, y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas”. Es decir, expresamente nuestra constitución nos da a los venezolanos el derecho político fundamental a revocar cualquier cargo o mandato de elección popular.

Luego en el artículo 72, la constitución regula expresamente el referendo revocatorio de los cargos y magistraturas de elección popular, enunciando únicamente estas condiciones:

  1. Antes del acto de votación o consulta refrendaría:1. Que transcurra por lo menos la mitad del período para el cual se fue electo; 2. Que un número no menor al 20% de electores inscritos en la correspondiente circunscripción electoral lo solicite.
  2. Luego del acto de votación o consulta refrendaría: 1. Que igual o mayor número de electores de los que eligieron al funcionario voten a favor de la revocación; y 2. Que concurran al acto de votación o referendo por lo menos el 25% de los electores inscritos en la circunscripción electoral correspondiente.

Esta distinción entre las condiciones “antes” y “después” del acto de votación o del RR, no es un ejercicio académico, sino un análisis que facilita la discusión sobre las trabas que pone el gobierno nacional y los militantes del PSUV que son directivos del CNE al ejercicio de este derecho fundamental.

Hoy estamos en una situación de incertidumbre, ya que debería bastar las 2 únicas condiciones que pone la constitución para convocar un RR. Pero la realidad es que el PSUV en el CNE puso normas que obstaculizan este derecho. Alguien podría preguntarse, y no puede desarrollarse o incluso limitarse esta figura en otras normas jurídicas?. Y la respuesta es: Claro que si se puede!!!!!. Pero visto que es un derecho político constitucional fundamental, este desarrollo o limitación DEBE hacerse por ley, es decir, a través de la Asamblea Nacional de la República. Ya que la AN: 1- tiene una legitimidad de origen -de elección popular- (que no tiene el CNE); 2- representa proporcionalmente a la población venezolana; 3- representa a los Estados Federados; 4- es el centro de discusión política del país; entre otros tantos argumentos constitucionales, doctrinales e históricos. De hecho, puede decirse que al limitar derechos políticos fundamentales por normas que no son una “ley”, el gobierno-PSUV-CNE, retrocede en el tiempo y en el constitucionalismo a épocas oscuras de monarquías y totalitarismos.

Con esto quiero decir, que las normas que nos aplica el CNE tienen una naturaleza inconstitucional y antirrepublicana. Pero aún así, aceptamos ese camino porque sabemos que la mayoría del pueblo venezolano queremos salir de este nefasto gobierno por vías democráticas y constitucionales, sin darles la excusa de la violencia. Como en su tiempo diría Víctor Hugo: “No existe en el mundo nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo. El cambio es indetenible!”.

III.

Ustedes me preguntarán:¿Por qué tajantemente establezco la militancia de 4 rectoras del CNE en el gobierno-PSUV?. Y quizás sea pertinente dedicarle unas líneas a este punto:

1- Designación. El Poder Electoral (CNE), siendo uno de los poderes del poder público nacional, esta concebido desde la propia constitución; es decir, desde la propia constitución se establece el ámbito de funciones y competencias de esta rama del poder, así como su forma de elección. El CNE tiene una legitimación sistémica (del propio sistema constitucional), por lo cuál la designación de sus rectores es una elección de segundo grado que hace la Asamblea Nacional (luego de un conjunto de formas y procedimientos que garantizan la participación de la sociedad y de otros entes y órganos del poder público), quien como ya se dijo tiene una legitimidad que deriva directamente de la soberanía popular. Es importante resaltar que sólo el gobierno y la asamblea nacional tienen legitimidad popular, al ser electos de manera directa por el pueblo en ejercicio de su soberanía. Todos los demás poderes tienen una legitimidad que le da el sistema constitucional para que ejerzan determinadas competencias, y nunca secuestrando “lo político”, propio de  los actos del gobierno y de la asamblea nacional.

Pero en el caso de los actuales rectores, no se cumplió con la constitución, sino que se hizo uso abusivo de la sala constitucional del TSJ, donde están otros militantes del gobierno-PSUV, para nombrar transitoriamente estos rectores, ya que la AN no lo había hecho en el tiempo en que tuvo que hacerlo. Por lo que los actuales rectores son una designación a tercer o cuarto grado, donde no hubo debate político, ni controles, ni nada. El gobierno-PSUV se acostumbró a mandar sin controles y teniendo TODO el poder; y no saben como hacerlo cumpliendo con la constitución y en democracia.

Recuerdo que desde el gobierno-PSUV-sala constitucional, además de nombrar a dedo de partido los rectores del CNE, también se designaron al contralor, al defensor del pueblo y a la fiscal general. Cabe preguntarse, que legitimidad tienen estas señoras y estos señores?, cuando todos ellos obedecen a los intereses del gobierno-PSUV, quien los designo sin ningún tipo de control político y constitucional.

2- Miembros. Para no hacer muy largo este artículo, solo describiré algunos de los perfiles que caracteriza  a dos de las actuales rectoras del gobierno-PSUV-CNE:

Una de ellas, fue la responsable de la juventud del MVR, partido que antecedió al PSUV, además fue diputada ante la AN por este partido y fue candidata a alcaldesa en el Estado Vargas dentro de las filas del MVR-PSUV. Pero una vez que perdió tal postulación, el comandante supremo e intergaláctico de los súper amigos la premio por su incondicionalidad, y dejo de militar en el partido para ahora ser parte del gobierno-PSUV-CNE.

Otra de ellas fue ministra del gobierno con el comandante intergaláctico, a quien le profesó amor y devoción eterna; también tuvo cargos en la dirección nacional del PSUV y designada por el mismísimo intergaláctico en otros cargos, dentro de los que se destaca las labores ejercidas en PDVSA. La lealtad en este caso también fue premiada, y fue designada por sus compañeros de militancia de la sala constitucional-PSUV como rectora del gobierno-PSUV-CNE.

¿Alguien podría creer que estas rectoras del gobierno-PSUV-CNE garantiza la imparcialidad de cualquier proceso electoral o de cualquier decisión?, o por el contrario, ¿representa los intereses del gobierno-PSUV?. Todos sabemos la respuesta. Ellas no hacen ningún esfuerzo en disimularlo. De hecho, El gobierno-PSUV-CNE reescribe la constitución cuando lo estima necesario a sus intereses.

De esta actitud militante-partidista de las rectoras del CNE con el gobierno-PSUV, debe hacerse la salvedad de solo uno de ellos.

3- Decisiones tomadas. La directiva del CNE toma todas sus decisiones adaptadas a los intereses del gobierno-PSUV (del cuál forman parte), y obvian todos los principios constitucionales que rigen la administración pública. En el caso concreto  del RR, aplican un reglamento de naturaleza inconstitucional y antirrepublicana, sobre la marcha crean mas normas que supeditan a sus tiempos y necesidades, obviando la debida y oportuna respuesta, interpretando los lapsos como al final de un termino, entre tantas otras. Por razones de tiempo y espacio, no profundizare en este tema que ha sido suficientemente descrito por expertos en el área. Pero quiero resaltar algo que quizás no se ha explicado suficientemente:

Me refiero al abuso de derecho en el que incurre el CNE-PSUV-gobierno al dividir la recolección de firmas en circunscripciones electorales por Estados y exigir un porcentaje a cada Estado. En este caso, el mandato a revocar es el de Presidente de la República, cuyo circuito electoral es todo el país y todo el registro electoral. El artículo 72 constitucional lo establece de esta manera: “cuando un número no menor al 20% de los electores inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato”. Entones, si la circunscripción es el país, lo correcto y lo que indica el sentido común, es que la recolección de firmas es nacional, sin necesidad de poner cuotas en porcentajes por Estados. O ¿es que acaso un Presidente de la Republica en funciones no lo es en algún Estado donde no haya ganado en su elección?. Por supuesto que para ese Estado, también lo es.  No puede bajo ningún término, razón y/o circunstancia el CNE-PSUV-gobierno colocar un impedimento de este tipo y federalizar los porcentajes de recolección de firmas. Eso sólo puede hacerlo la constitución, y no lo hizo.

IV

Es muy lamentable y traji-cómico, ver como desde el gobierno-TSJ-PSUV-CNE, utilizaron como fundamento teórico para justificar la “elección indefinida” la  “Teoría del buen gobierno” expuesta por Hamilton y Madison en el libro: “El Federalista”. Y ver como hoy, negando la posibilidad del RR, simplemente niegan y contradicen esta teoría. Tendríamos que comentarles a estos tristes personeros que quizás deberían leer “Rebelión en la Granja” de Orwell, y que con sus acciones se parecen bastante a los cerdos de este cuento, quienes en un primer momento dijeron: “Todos los animales somos iguales”, para un poquito mas tarde corregirse y decir: “Todos los animales somos iguales, pero unos somos mas iguales que otros”.


Stalin González  –  @Stalin_Gonzalez


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Stalin González

Stalin González

Político. Diputado de la Asamblea Nacional. Ex presidente de la Federación de Centros Universitarios.