Salud

Llega el riñón biónico: ¡Adiós a la hemodiálisis!

Rosisella Puglisi
Escrito por Rosisella Puglisi

Algunos investigadores estadounidenses están trabajando en un riñón biónico para todos los pacientes renales del mundo. El proyecto es del tamaño del órgano original y trabajaría con la fuerza del ritmo cardíaco, liberando al paciente renal para siempre de la esclavitud de la hemodiálisis

El riñón biónico no es una fantasía de la ciencia, es ya una realidad que va a ser muy pronto probada en seres humanos. La creación, es una combinación de elementos electrónicos y orgánicos con un tamaño muy similar al riñón humano al que va a sustituir.

Esta creación es una extraoridinaria noticia para el mundo médico, especialmente para los pacientes renales cuya calidad de vida va mermada por las largas horas que deben estar conectados a una máquina de hemodiálisis, con este riñon, ya no deben realizar dicho tratamiento tan invasivo, pues el riñón biónico cumpliría con esa misma función.

Durante la hemodiálisis, el paciente renal, sobrevive gracias al proceso donde su sangre fluye por fuera del cuerpo, pasa por el filtro de una máquina que funge de riñón, liberando dicha sangre de las toxinas tóxicas y dañinas para el organismo, los minerales, electrolitos y líquidos en exceso. Una vez que pasa el filtro (máquina de hemodiálisis), la sangre vuelve a entrar al cuerpo, disminuyendo la presión arterial y manteniendo el equilibrio químico que permite a al paciente seguir viviendo. Uno de los mecanismos más conocidos es el del sodio – potasio.

La hemodiálisis debe realizarse entre 2 y 4 veces por semana, dependiendo de cada caso, y dura horas (entre 3 y 5 por sección), esto limita la vida del paciente, y lo debilita por lo invasivo del procedimiento. Además, no solo debe practicarse este tratamiento, el paciente renal lleva una de las dietas más planificadas y rigurosas que exista en el mundo de las dietoterapias. En conclusión no es nada fácil la vida del paciente renal.

El proyecto lleva como nombre “proyecto riñón”, este riñón artificial será capaz de realizar de forma continua lo que hace la máquina de hemodiálisis, es decir lo que regularmente hace nuestro riñón día a día, y se implantararía dentro del paciente por lo cual no limitaría su movilidad ni rutina diaria. Se puede encontrar el proyecto en la página web:  https://pharm.ucsf.edu/kidney

La buena noticias es que este proyecto o invención de la ciencia, no solo beneficiaría a los pacientes en hemodiálisis sino le daría esperanza de vida a todos aquellos que se encuentran en lista de espera para el trasplante de dicho órgano.

Uno de sus creadores el doctor William H Dissell, nefrólogo y profesor de la Universidad de Vanderbilt en Nashville,USA afirma “Estamos creando un dispositivo bio – híbrido en grado de sustituir al riñón, capaz de eliminar un importante número de toxinas, de modo tal que el paciente pueda evitar la diálisis”

El riñón biónico vendría implantado quirúrgicamente y tendría un microchip que funcionaría como filtro, tal como células renales vivas, como lo afirma el doctor Fissell “funcionará gracias al ritmo cardíaco, y filtraría todo el flujo sanguíneo que lo atravesará”.

La clave de todo el éxito está en el microchip del implante, que trabaja como nanotecnología hecho en silicio, y que han sido desarrollados por la moderna industria de la microtecnología para equipos computarizados e informáticos y que ayudaría en esta maravillosa manera a estos pacientes a nivel mundial.

Cada dispositivo tendrá aproximadamente 15 estratos de microchip filtrantes, uno encima del otro, formando inclusive la misma empacadura del dispositivo, en donde vendrán dispuestas las células vivas del riñón. Además el dispositivo será en parte biológico y en parte tecnológico, su dimensión diminuta y otra maravilla es que el dispositivo no tendrá conexión con el sistema inmunológico por lo cual no existirá rechazo ni se deberá someter al paciente a tratamientos anti rechazos característicos del trasplante. ¡Mejor imposible!

Rosisella Puglisi  –  @Rosisellap

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rosisella Puglisi

Rosisella Puglisi

Nutricionista Clínico (UCV). Master en Nutrición Clínica de la Universidad Sacro Cuore di Gesú, (Roma, Italia). Especialista en Obesidad por la Universidad de Navarra (España) y Nutrición y Enfermedades Gastrointestinales por la Universidad de Barcelona (España).
Miembro de la sociedad Venezolana de Obesidad, Puglisi es Fundadora del proyecto S.O.S Nutricionista. Nutrition Coach y educadora en Nutrición, con más de 10 años de experiencia laboral nacional e internacional.