Salud

Emociones que determinan nuestro peso

Rosisella Puglisi
Escrito por Rosisella Puglisi

Nuestras emociones juegan un rol importante en nuestro metabolismo y en la distribución de grasa corporal, pueden jugarnos a favor o en contra y hoy descubriremos porque

Sobrepesos resistentes, pérdidas de peso después de una ruptura, si sucede y tiene un porque. Nuestro cerebro y nuestros sentimientos juegan un rol importante en nuestro peso, metabolismo, composición corporal y distribución de la grasa corporal. 

Ataduras psicológicas, conflictos internos, violencias sexuales, abusos infantiles, bullying, rechazo social, baja autoestima, de forma consciente o inconsciente nos pueden causar sobrepesos u obesidades resistentes a los tratamientos nutricionales. 

La acumulación de grasa está vinculada directamente a las emociones que se derivan de situaciones puntuales de la vida. Una simple ruptura amorosa, un divorcio, la viudez o cualquier situación que coloque a la mujer en una situación de lucha donde debe afrontar sola la vida, la crianza de los hijos o una enfermedad hará que su cuerpo comience a acumular mucha grasa en los brazos, como método de protección. Si por lo contrario, la mujer siente y es el pilar del hogar o de su trabajo o inclusive en ambos ambientes, su obesidad comienza a ser global, al acumular grasa en todo el cuerpo. Si la acumulación se da en las piernas, simboliza que deseamos avanzar en la vida con fuerza y determinación. 

Cuando hay acumulación de grasa excesiva a nivel del tórax / pecho, en el hombre significa una necesidad de sentirse más fuerte, mientras que en la mujer representa querer hacerse o tomar el papel de un hombre como rol dentro de la casa (por separación, o falta de la figura paterna)  o el trabajo (competencia con puestos de poder masculinos).

Otra acumulación característica muy común asociada a los sentimientos es la que se da en abdomen y glúteos en las mujeres cuando no pueden tener hijos, o no han tenido el número de hijos que deseaban realmente por cualquier motivo, recordemos que el 20% de la grasa en esa zona está dedicada a la maternidad.

Un 50% de los casos de las obesidades que se presentan en la infancia son causados por algunas de estas comunes causas, violencias sexuales, abuso infantil, divorcio de los padres, ausencia o muerte de uno de los padres, bullying y aislamiento social, desprecios, maltratos físicos, psicológicos o verbales; muchas veces la persona ni se acuerda de los episodios traumáticos, pero el cuerpo si tiene memoria, y acumula grasa como modo de protección. 

En el adulto no hay situación que más cause acumulación de peso que la soledad, el abandono, de la pareja, de los padres, de los hijos, ya sea por luto, por divorcio, por cambio de residencia. Esto crea inseguridad y por ende obesidad centralizada o global.

Video

Rosisella Puglisi  –  @Rosisellap

Intagram @nutricionista_rosisella

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rosisella Puglisi

Rosisella Puglisi

Nutricionista Clínico (UCV). Master en Nutrición Clínica de la Universidad Sacro Cuore di Gesú, (Roma, Italia). Especialista en Obesidad por la Universidad de Navarra (España) y Nutrición y Enfermedades Gastrointestinales por la Universidad de Barcelona (España).
Miembro de la sociedad Venezolana de Obesidad, Puglisi es Fundadora del proyecto S.O.S Nutricionista. Nutrition Coach y educadora en Nutrición, con más de 10 años de experiencia laboral nacional e internacional.