Salud

Azúcares: Riesgo elevado depresión y ataques de ansiedad

ROSISELLA PUGLISI
Escrito por ROSISELLA PUGLISI

Seguramente han escuchado decir “mi cuerpo me pide azúcar” …. “es que tengo baja de azúcar”, refiriéndose a las ganas de consumir este carbohidrato refinado especialmente en horas de la tarde. Lo que muchos desconocen es que el azúcar no es un alimento, ni forma parte de los nutrientes necesarios para vivir ni mucho menos para mantenernos saludables. Si bien es cierto que la base de la pirámide de nuestra alimentación representada por un 50% del requerimiento diario, se basa en los carbohidratos, nos referimos a los complejos: cereales, arroz, maíz, centeno, cebada, leguminosas, granos, trigo, y no a los refinados como es el caso del tan famoso azúcar.

En conclusión, el azúcar no es más que una creación humana de la cual podemos perfectamente prescindir, pues ha causado en la población mundial más daños que beneficios. Además de ser una amenaza para la salud, los dientes y el peso, investigaciones afirman tener influencia negativas además para la salud psicológica.

Según las guías mundiales dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aporte diario de carbohidratos refinados (azúcares) de un adulto sano, no debe superar el 10% de los requerimientos diarios. Es decir por ejemplo, si un adulto sano tiene un requerimiento de 1800 kcal diarias, el 10% serían 180 kcal.

Investigadores de la University College de Londres, realizaron un estudio con 5.000 hombres y 2.000 mujeres adultos empleados del país británico, donde cuantificaron  la cantidad de azúcar consumida por cada participante durante 4 años consecutivos, con el fin de estudiar la relación entre el consumo de azúcar y la salud psicológica, en específico sobre los ataques de ansiedad y la depresión.

Los resultados fueron publicados en la revista Cientific Reports, y revelan que el alto consumo de azúcares (azúcar blanca, moreno, miel, papelón, tortas, dulces, refrescos, te comerciales, jugos comerciales, salsas comerciales),  están asociadas a la aparición y desarrollo de trastornos psicológicos especialmente en el caso de los hombres.

Este exceso provoca aparición de ataques de ansiedad o cuadros ansiosos y depresión. Aun cuando la mayor prevalencia se presentó en hombres, este hecho puede estar relacionado con el hecho que se estudiaron muchos más hombres que mujeres.

Sin embargo, estudios símiles revelan también la predisposición masculina a padecer de estas consecuencias debido al alto consumo de azúcar, hecho que explican en base al estilo de vida femenino que tiende a estar siempre “a dieta”, evitar dulces y refrescos para mantener la línea, mientras que el hombre presta menos atención a su estética.

Otro hecho importante, es que los estudios revelan claramente que es el azúcar el que desencadena la depresión y no viceversa, es decir el consumo de azúcar elevado no es debido a que están deprimidos.

Científicos como el Dr Tom Sanders, cuestionan aún los resultados, pues desea conocer en realidad cual es el tipo de carbohidrato o azúcar que desencadena estos problemas psicológicos para no englobarlos a todos. Las investigaciones seguirán adelante, mientras tanto sabemos que se añaden la ansiedad y la depresión a la lista de efectos nocivos del consumo de azúcar


Rosisella Puglisi  –  @Rosisellap


 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

ROSISELLA PUGLISI

ROSISELLA PUGLISI

Nutricionista Clínico (UCV). Master en Nutrición Clínica de la Universidad Sacro Cuore di Gesú, (Roma, Italia). Especialista en Obesidad por la Universidad de Navarra (España) y Nutrición y Enfermedades Gastrointestinales por la Universidad de Barcelona (España).
Miembro de la sociedad Venezolana de Obesidad, Puglisi es Fundadora del proyecto S.O.S Nutricionista. Nutrition Coach y educadora en Nutrición, con más de 10 años de experiencia laboral nacional e internacional.