Política

Tiene futuro venezuela?

Román Ibarra
Escrito por Román Ibarra

Vistas las calamidades por las que atravesamos los venezolanos en estos tiempos de perversión comunista: incompetencia; mediocridad, y corrupción galopante de los miembros del gobierno a todos los niveles a lo largo de casi 19 años de ejercicio ininterrumpido del poder, ponen de relieve la pregunta que titula este artículo.

Esa pregunta nos la hacemos todos los ciudadanos que adversamos democráticamente al oficialismo, sin tener respuestas –al menos- para el corto plazo.

Hemos puesto nuestro empeño en contribuir a buscar salidas políticas a la crisis en que nos metieron, Chávez y Maduro, siguiendo los consejos perversos de sus socios de la dictadura Cubana, y hasta el presente no ha sido posible; no sólo por las trabas y el secuestro institucional de todos los espacios, sino también por la torpeza de la oposición para fraguar una estructura sólida y unitaria.

No se ha sabido potenciar los éxitos electorales obtenidos, y por el contrario se ha caído en la oferta de imposibles que sólo permiten la perpetuación del oficialismo en el poder.

Es una paradoja el hecho de que mientras peor se encuentra el gobierno en todas las encuestas nacionales, e internacionales, la oposición –enceguecida en cálculos mezquinos- no haya podido articular una política para derrotar de manera definitiva al gobierno, ni obligarlo a negociar con fuerza propia, los términos para una salida negociada que abra posibilidades de recuperación económica, social, y política.

Dirigentes que se dejan dirigir, y chantajear por la antipolítica para terminar haciendo todo lo contrario a lo que indica la sensatez, y en consecuencia enviando mensajes confusos y equivocados a los ciudadanos que terminan por ser presa de la desesperanza expresada en la abstención electoral.

De acuerdo al informe presentado en la ONU por la organización humanitaria Cáritas International, más de 4 millones de venezolanos –extraoficialmente- han abandonado el país para buscar mejores condiciones de vida en cualquier otro lugar del mundo, no siempre con buenos resultados, y agravando quizás el desempleo y las carencias propias de las sociedades a las que emigran. He allí parte del interés de la comunidad internacional en tratar de ayudar en la solución de nuestra crisis.

Otro tanto, ha sido expresado por la vocería del secretario general de la OEA, Luís Almagro, así como por casi todos los gobiernos, y parlamentos democráticos del mundo, sin que hasta el presente, hayamos podido lograr un arreglo decente, y esperanzador para nuestra gente.

Lo más dramático de la descomposición descrita, es que pasan los años,  se sigue deteriorando la calidad de vida de todos los venezolanos, y se hace imposible para el ciudadano común la supervivencia en un ambiente de hiperinflación económica; desempleo; inseguridad; ruina hospitalaria; ruina vial, y la muerte prematura de nuestros compatriotas por falta de alimentos, medicinas, y por la acción impune del hampa que diezma a diario a nuestra población.

El cuadro ya descrito no es un invento, ni una película de terror en televisión, o cine. Se trata de una verdad incontestable por parte de quienes detentan el poder en nuestro país, pero son incapaces por mediocres, e indolentes por corruptos de resolver, o minimizar las consecuencias de la crisis terminal generada por ellos.

No obstante, no podemos rendirnos y por el contrario seguir empeñados en hallar soluciones incluyentes que nos permitan encontrar el camino de la prosperidad. El país tiene los recursos, y la formación de su gente para salir adelante.

Hay que presionar por la presencia de observadores internacionales imparciales, y obligar al gobierno a actuar responsablemente, pues de lo contrario todo habrá terminado.


Román Ibarra  –  @romanibarra


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Román Ibarra

Román Ibarra

Abogado. Profesor Universitario (UCV). Doctor en Ciencias Políticas (UCV). Especialista en Gobierno y Políticas Públicas (UCV) y Gobernabilidad y Gerencia Política (UCAB y George Washington University)