Política

Maduro estás ponchao

Román Ibarra
Escrito por Román Ibarra

La estrategia de la unidad democrática liderada por el Presidente interino Juan Guaidó, le ha lanzado tres strikes mortíferos a Maduro y su combo: Cese de la Usurpación; Gobierno de Transición, y Elecciones Libres.

Boqueando, incapaz de articular respuesta alguna, sin aire, solo recurre a la violencia desmedida como cualquier matón, o malandro de barrio, al que por cierto, la gente le perdió el miedo; ya no asusta.

La utilización de cuerpos represivos para producir muerte a su antojo, a través del FAES, el CONAS, y colectivos paramilitares, en la continuación sistemática de la violación de derechos humanos fundamentales, ha causado mucho dolor ciertamente, pero también la molestia y la determinación de la sociedad de actuar contra la barbarie.

Ello se demuestra en la multiplicación de manifestaciones de calle en todas las ciudades de Venezuela y del mundo donde nuestros compatriotas han tenido que ir a parar, buscando mejores condiciones de vida que las que el comunismo ladrón, corrupto y asesino les robó en nuestro país.

Cada nueva manifestación, marcha, y concentración es más numerosa, alegre y cívica que la anterior, llenando de color y esperanza la vida de nuestra ciudadanía, que aunque muy golpeada por el sufrimiento, hoy renueva su fe en la democracia acompañada de un liderazgo fresco, sobrio y recio, pero sereno para tomar las decisiones adecuadas, en el momento preciso.

La actuación persistente de la dirigencia política –no siempre bien ponderada – ha comenzado a dar sus frutos, y hoy puede advertirse que bajo las premisas marcadas por el Diputado Juan Guaidó en la asunción de su cargo como Presidente de la AN el 5 de Enero, comienzan a producir efectos importantes: Apoyo popular mayoritario; Acompañamiento de la comunidad internacional, y el apoyo de la FAN a la Constitución.

La primera, es decir, el apoyo popular, es más que evidente. Se soltó el pueblo venezolano convencido y confiado en su razón y cargado de emoción ha desbordado las calles del país, y buena parte de mundo exterior para gritar a los cuatro vientos que está harto de 20 años de atraso; miseria; mentiras; corrupción, y muerte.

En cuanto al apoyo de la comunidad internacional, es también evidente que el mundo civilizado apoya también la causa democrática en nuestro país, e invita a que se celebren elecciones libres a la brevedad posible.

La otra pieza, el apego de la Fuerza Armada Nacional a la Constitución, aun no se ha logrado del todo, pero ya se manifiestan los signos de la división en su seno, entre quienes como cúpula de la institución se deslizan a favor del régimen comunista, y quienes les adversan pero se sienten vigilados y perseguidos por los esbirros cubanos que le sirven a la tiranía en condición de amos de lo que llaman revolución.

El resto de los miembros de esa importante institución, son ciudadanos que sufren y padecen las mismas penurias que el resto de la población, sin mayor capacidad para expresarse, por la misma persecución de sus jefes y la dictadura cubana. Sin embargo, cada día se quiebran más.

El régimen comunista, en su odio contra los venezolanos intenta por todos los medios impedir que llegue la ayuda humanitaria que el pueblo clama, para no poner en evidencia su incompetencia, y su extendida corrupción.

No obstante, el mundo está decidido a contribuir a la recuperación de la democracia en nuestro país, pero antes se hace necesario resolver la crisis alimentaria y de medicamentos de la población.

No más muertes por hambre y enfermedades en Venezuela; es obligatorio que dejen entrar la ayuda humanitaria.

Se te acabó tu tiempo de odio, estás Ponchao!!

Román Ibarra  –  @romanibarra

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Román Ibarra

Román Ibarra

Abogado. Profesor Universitario (UCV). Doctor en Ciencias Políticas (UCV). Especialista en Gobierno y Políticas Públicas (UCV) y Gobernabilidad y Gerencia Política (UCAB y George Washington University)