Política

Maduro EL MISERABLE

Román Ibarra
Escrito por Román Ibarra

Lo que vimos el día 23 de febrero en nuestras fronteras con los vecinos de Colombia y Brasil por parte del régimen de Maduro, es absolutamente miserable. Solo unos seres siniestros, y sin alma, son capaces de impedir a sangre y fuego el ingreso de ayuda humanitaria a nuestro país.

En los días previos, y para contrarrestar la acción conjunta de los países democráticos a favor de Venezuela, el usurpador declaró que estaba recibiendo ayuda (humanitaria, oh sorpresa), pero desde Rusia, a pesar de la reiterada negativa para reconocer la existencia de la crisis. Por cierto, que un alto funcionario ruso desmintió la entrega de tal ayuda. Es decir, Maduro no sólo es miserable, sino mentiroso compulsivo.

En medio de la más grande crisis generada por el pésimo desempeño de la economía en manos de estos alucinados comunistas, el país se deshace en medio de la pobreza atroz, y las soluciones en el orden económico, político y social, se retrasan en detrimento de la gente.

No se pudo hacer llegar la ayuda humanitaria que tanto requiere el pueblo venezolano, y que fue donada por la intermediación de gobiernos y pueblos amigos, así como por la ayuda muy significativa de nuestros compatriotas en el exterior que generosamente trabajaron en la compra, organización y embalaje de alimentos y medicinas.

Por fortuna, nuestra gente no se rinde y entiende que es mucho más importante que la ayuda llegue al país, y llegará más temprano que tarde por la persistencia de todos.

Por otra parte, aunque en el fondo es la misma agenda, seguimos avanzando en el desarrollo de las premisas marcadas por la unidad democrática liderada por el Presidente (e) Juan Guaidó.

Ha tenido el Presidente un conjunto de reuniones de alto nivel con mandatarios y personalidades para buscar soluciones.

La diplomacia sigue trabajando, y esta semana tuvimos un gran éxito en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con 9 votos a favor de 15 posibles. Casi dos tercios, y ello es un avance muy significativo. Del mismo modo, continúa el apoyo irrestricto del Grupo de Lima; gobiernos y Parlamento europeo, así como nuevos países que se suman al reconocimiento del gobierno interino de Venezuela, como Japón y Corea del Sur, entre otros.

Igualmente, sigue creciendo el número de militares que se suman al reconocimiento de la Constitución y el gobierno de Guaidó. Es cuestión de seguir acumulando fuerzas, no desesperarse, y mantener cohesión y coherencia en la lucha. Confianza en el liderazgo, y contribuir en cuanto sea posible para el logro cívico, pacífico, y constitucional del cese de la
usurpación; gobierno de transición, y elecciones libres.

Todos los demócratas esperamos poder cumplir a cabalidad con la consecución de estos objetivos, rogando que no haya necesidad de guerras que solo dejan secuelas muy dolorosas, aunque entendemos que son muchas las personas que desean una salida militar rápida para conjurar la tragedia.

Tal como ha dicho el Presidente Guaidó, y nuestros aliados en el hemisferio, vamos bien! Entonces, debemos estar dispuestos a continuar la lucha y atender el llamado del liderazgo democrático y unitario para demostrar de manera masiva en nuestras calles, nuestra decisión irreversible de ser libres, y felices.

Es necesario estar atentos para no caer en la trampa del gobierno al pretender desmoralizarnos. Lo nuestro es seguir avanzando en la consecución de la libertad con la ayuda de nuestros aliados internacionales para poder finalmente expulsar al sátrapa; sus cómplices en la destrucción del país, como son sus socios del narcotráfico (FARC-ELN); los terroristas musulmanes de Hezbollah, y los chulos de la dictadura cubana. Sigamos avanzando.

Román Ibarra  –  @romanibarra

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Román Ibarra

Román Ibarra

Abogado. Profesor Universitario (UCV). Doctor en Ciencias Políticas (UCV). Especialista en Gobierno y Políticas Públicas (UCV) y Gobernabilidad y Gerencia Política (UCAB y George Washington University)