Política

Pacto Oaxaca: La hora del Sur-Sureste de México

Rodrigo Pacheco P.
Escrito por Rodrigo Pacheco P.

Juntarse es el principio, mantenerse juntos el progreso, trabajar en equipo es el éxito

Henry Ford

Este 14 de agosto el presidente Andrés Manuel López Obrador visito el estado de Oaxaca. No es la primera vez en su escasos 8 meses en la presidencia y parece que AMLO ha hecho de nuestro estado uno de sus destinos favoritos. 

Esta vez, estuvo en el Centro Cultural y de Convenciones, junto al Gobernador Alejandro Murat, así como a los gobernadores de Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Veracruz, Tabasco, Campeche, Guerrero y Chiapas, para firmar el Pacto Oaxaca, hacia un Sur-Sureste del Futuro. Este evento fue convocado por la Confederación de Cámaras Empresariales CONCAMIN y contó con la presencia de los líderes empresariales más importantes de todo el país. 

Pero ¿Qué es el Pacto Oaxaca? El Pacto Oaxaca es una iniciativa que tiene como objetivo generar una agenda estratégica para el desarrollo de los estados de la región Sur-Sureste de nuestro país. Es decir, buscar hacer un plan para detonar las inversiones así como la construcción de infraestructura industrial y de comunicaciones, para poder fortalecer el crecimiento económico y el desarrollo social de la región Sur-Sureste de México. 

Este pacto busca comprometer al Gobierno Federal, los Gobiernos Estatales y a las Cámaras Empresariales para que trabajen en equipo por el desarrollo de los estados de esta importante región del país.  La estrategia para que se logren las metas de esta iniciativa, se basa en cuatro objetivos: apoyo a la economía popular a través de las micro empresas, la creación de proyectos estratégicos, incentivos para la iniciativa privada y el fomento a la inversión extranjera y al comercio exterior.

El Presidente López Obrador menciono que este pacto tiene el objetivo de un crecimiento equitativo en México. Un crecimiento económico acompañado de desarrollo social. Y es que esta región del país, que conforman 9 estados, concentra el 28% de la población. La atracción de inversiones es una de las prioridades de esta iniciativa.  En un cálculo de Francisco Cervantes, Presidente de CONCAMIN, este pacto atraerá más de 100 mil millones de dólares de inversión para la región, de las cuales una parte ya está comprometida por diferentes empresas. 

Para que México logré un crecimiento económico satisfactorio es necesario impulsar la región sur-sureste. Combatir la marginación y emparejar el crecimiento con proyectos a mediano y largo plazo. Ahora, lo importante es que desde la planeación ya se están definiendo los proyectos, lo que permite tener una visión más clara de lo que se tiene que hacer, situación que dota de seguridad a los inversionistas nacionales y extranjeros. En lo que corresponde a Oaxaca, el pacto incluye el programa de desarrollo del Istmo de Tehuantepec, favoreciendo la industrialización de una región con un enorme potencial. 

Este esfuerzo es una muestra, poco común en la política nacional en México, en donde el Gobierno Federal, Gobiernos Estatales de diferentes partidos y el sector productivo, se unen con una visión en común. Un ejemplo que cuando se anteponen los intereses sociales reales y el bienestar la gente, es posible llevar a cabo proyectos de gran alcance. 

Y es que desde antes de la elección 2018, el país parece envuelto en una división de posturas, una discusión eterna sobre hasta la más mínima acción el gobierno federal o de los opositores a la cuarta trasformación. Y es en verdad motivante ver proyectos que dejan atrás las diferencias ideológicas, las agendas electorales y el divisionismo, para trabajar en conjunto por el desarrollo del país. 

Además, la implementación del Pacto Oaxaca es un acto de justicia, por así decirlo, en una región que de cierta manera había sido relegada por gobiernos federales anteriores, al menos en términos de infraestructura y planeación para el crecimiento económico, privilegiando otras parte del país, como el Bajío o el Norte de México. 

Sin duda este evento es un símbolo de unidad y demuestra el compromiso de coordinar esfuerzos por parte de los participantes. Ya el tiempo nos dirá si este pacto trae cosas buenas para la región, pero al parecer al menos de comienzo, ahora si se está apuntando a los estados del Sur-Sureste como palanca del desarrollo desde la planeación federal, y se presenta la gran oportunidad para cambiar la realidad de millones de personas que habitan en esta parte de México. Una gran oportunidad para cerrar la brecha del desarrollo entre los estados del norte y del sur del país. Esperemos que el barco del Pacto Oaxaca llegue a buen puerto.

Rodrigo Pacheco  –  @pachecoperal

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rodrigo Pacheco P.

Rodrigo Pacheco P.

Polítologo. Analista y Asesor Político. Blogger.