Política

La Revolución del Fracaso

Tratar de explicar dónde comenzó el derrumbe de la llamada “Revolución del Siglo XXI”, sería objeto de unos cuantos libros, más que de un sencillo artículo de opinión; me atrevería a decirles que tal vez desde el mismo inicio del proyecto bolivariano, por allá durante el juramento del Samán de Güere y antes del golpe de estado contra el Presidente Carlos Andrés Pérez, antes de todo eso inició el fin, dando paso a momentos que ya se han convertido en años, aquellos en los cuales se pretendió acabar con todo lo existente, sobre todo con el pasado, tratando de reescribir la historia misma de un país a la manera de como la veían los dirigentes del actual régimen en Venezuela.

La implementación de modelos económico, político, social y cultural entre otros, con un corte estrictamente socialista, rayando en lo comunista, que no funcionaron en otras latitudes y que aún no lo hacen, son a todas luces la mejor muestra de que fallaron, de que fracasaron y la situación del país 20 años después así lo demuestra.

Una nación con todas las características como Venezuela, que en los actuales momentos esté arruinada, que el aparato productivo natural simplemente no produce y si produce lo hace a pérdidas, constituye el mejor ejemplo del gran fiasco tanto del gobierno del fallecido Hugo Chávez, como el de su pupilo Nicolás ni más ni menos.

El monumental fracaso administrativo del chavismo está documentado por tener una referencia, en el libro “Del Pacto de Punto Fijo al Pacto de La Habana”, obra que ilustra el desperdicio de lo que ha sido el mayor auge petrolero en la historia del país, y cómo los gobernantes de la otrora Cuarta República, construyeron grandes obras de infraestructura y mucho más con mucho menos.

El chavismo obtuvo, que se sepa $1.29 billones en ingresos y la mayor parte de eso fue derrochado o regalado, señala la obra, editada por el ex ministro y ex gobernador José Curiel,  trabajo en el que participaron más de dos docenas expertos y académicos, es decir que no es una simple teoría, es la verdad comprobable.

“Con esta inmensa cantidad de recursos, equivalente a cerca de 100 veces el costo del Plan Marshall, implementado para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial, este gobierno ha podido convertir a Venezuela en un paraíso y no en el país en ruinas que tenemos ahora”, resalta el prólogo de la obra.

Los fracasos del gobierno de Nicolás Maduro y que salpican e involucran también al gobierno de “el Comandante Supremo”, se mide en acciones y consecuencias, para ningún venezolano analítico, objetivo y pensante, es un secreto que las nefastas decisiones tomadas y por tomar han ido cayendo por su propio peso una tras otra, con el daño que eso supone para  que los ciudadanos o siendo abogado del diablo, quizás el daño si fue fríamente calculado y lo que les resultó es que se les fue todo de las manos.

El desastre que aún se vive en zonas del país producto del apagón más largo de la historia de Venezuela al menos es una consecuencia directa de no saber lo que se está haciendo en la materia, una circunstancia que hace 10 años fue alertada no se consideró y pasó lo que pasó; tal como el caso de la electricidad se puede observar en casi todo lo que el Chavismo ha tocado, la telefonía con la CANTV y ni hablar de PDVSA, es algo inocultable aunque pretendan hacerlo.

Sin embargo, con todos los argumentos en contra, el maltrecho régimen de Nicolás Maduro, plagado de escándalos por corrupción, con familiares detenidos prácticamente in fraganti por tráfico de drogas y con un largo etcétera, pretende continuar engañando a un país que ya lo descubrió todo, sin embargo no se puede olvidar que el aparato propagandístico del régimen es todavía grande y poderoso; cada día, cada hora y cada minuto por prensa, radio y televisión, manipulan o al menos pretenden hacerlo, la realidad de muchos y al mismo tiempo se les cae la careta al no poder sostener las mentiras que transmiten, pero eso no los detiene.

Afirmaciones que efectúa el régimen a diario, con el trasfondo de la manipulación como por ejemplo: “Desde 1999, se han llevado a cabo varias  consultas comiciales (presidenciales, regionales y municipales) y 6 referendos (consultivos, aprobatorios y revocatorio), destacándose entre estos, aquel mediante el cual fue aprobada la nueva Constitución de 1999, el Chavismo ha ganado 24, además hoy Venezuela cuenta con un Sistema Electoral 100% automatizado y el más seguro del mundo”; afirmaciones como éstas son entre otras, las que pretenden sostener a un gobierno que se sabe perdido y que también sabe que defraudó a una gran porción de venezolanos, que aspiraban tener un futuro mejor, pero como decía Joseph Goebbels flamante Ministro de Propaganda del III Reich “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad” y en eso andan.

Por lo pronto y con el cierre de la Embajada de los Estados Unidos en Caracas, suspensión de vuelos de aerolíneas internacionales desde y hacia Venezuela como el caso de la emblemática American Airlines por factores de seguridad, con explosiones constantes de sub estaciones de electricidad, sin actividades laborales ni escolares normales, estamos en un país al revés y sin solución inmediata por más que muchos queramos que así sea.Aún con el oscuro panorama que se encuentra prácticamente en la puerta de nuestros hogares, podemos afirmar que nos encontramos en plena transición, que necesariamente hay que sentarse y con cabeza fría aguantar lo más que se pueda, seguir apoyando las gestiones que sabemos son las correctas y que tienen apoyo mundial, también buscar puntos coincidentes enfocados en ayudar a quién lo requiera en medio de lo que sucede, para abrir un camino que nos permita salir de este desastre, enrumbar al país hacia nuevos escenarios que traerán vida nueva para todos, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R.  –  @raguilera68  –  @AnalisisPE

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Reinaldo J. Aguilera R.

Reinaldo J. Aguilera R.

Abogado (USM), Profesor Universitario (UPEL), Máster en Gobernabilidad, Gerencia Política y Gestión Pública (George Washington University/UCAB), Jubilado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Coordinador Nacional Adjunto de Control Electoral del Movimiento Primero Justicia (MPJ), Articulista Digital.