Política

Argentina ¿Cuesta Abajo en la Rodada?

Lo ocurrido en días pasados en la Argentina, durante y al final de las llamadas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), dejó quizás a más de uno con la boca abierta, ya que ni imaginaban la posibilidad de que el actual mandatario Mauricio Macri perdiese dicho proceso y menos frente a la fórmula encabezada por Alberto Fernández y como candidata a vice presidenta a Cristina Fernández viuda de Kirchner, con lo que eso representa.

Aunque no todo está definido y se verán las caras el próximo 29 de Octubre en las reales elecciones Presidenciales, lo cierto es que el resultado tiene desbalanceada aún más la economía de ese país y por ende el aspecto social, por un lado muchos aunque ustedes no lo crean, esperanzados por la posible vuelta al Kirchnerismo y por el otro los que quieren continuar avanzando a ver si sacan a la Argentina del hoyo en donde está desde hace años.

El asunto no es nada extraño y pone en duda la premisa de que “los pueblos son sabios y no se equivocan”; como un ejemplo claro tenemos lo ocurrido el 25 de febrero de 1990 en Nicaragua, ese día Violeta Barrios de Chamorro logró convertirse en Presidenta de ese país, el candidato perdedor y Presidente era Daniel Ortega, sí el mismo que es Presidente en éste momento.

Cabe destacar que pocos minutos antes de las 2am el presidente del Consejo Supremo Electoral de ese país, anunció la tendencia clara del voto, al dar a conocer el informe de un 5% de las mesas electorales en el que la “Unión Nacional Opositora” (UNO) derrotaba con un 51.4% a 44.5% al “Frente Sandinista de Liberación Nacional” (FSLN) en la lucha por el dominio de la Asamblea Nacional además de la propia Presidencia de la República, iniciaba una nueva era para Nicaragua.

El gobierno de Violeta Chamorro no fue nada fácil y tuvo muchos altibajos, así llegó el  21 de octubre de 1996 día en que se celebraron las elecciones presidenciales nuevamente, dicho proceso lo ganó el neoliberal alcalde de la capital Managua, Arnoldo Alemán de la “Alianza Liberal” (PAL) y de ésta manera ocurrió con el paso de los años lo que nos lleva hasta hoy, Alemán concluyó su mandato en enero de 2002, acusado por sus adversarios de haber acumulado una fortuna cercana a los 250 millones de dólares en bienes y bancos extranjeros. 

El político al verse acorralado decidió consolidar su poder a través de una alianza política con el opositor partido de izquierda liderado por Daniel Ortega Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) sólo imaginen ese arroz con mango.

Así pues contra todos los pronósticos y luego de esperar 3 períodos, Ortega se postuló por quinta vez como candidato a Presidente de la República de Nicaragua por el Frente Sandinista, para las Elecciones Generales de Nicaragua del 5 de noviembre de 2006. Durante la campaña presidencial, Ortega logró efectivamente mejorar su aceptación popular al enarbolar un mensaje de paz y solidario, con abundantes referencias Dios, al amor, a la reconciliación de los Nicaragüenses, ganó la elección y se atornilló en la silla presidencial hasta el día de hoy acumulando 12 años continuos en el poder.

¿El pueblo de Nicaragua se equivocó o los gobernantes pusieron la torta y permitieron la vuelta de Ortega?, en ¿Argentina sucederá lo mismo?, las interrogantes están allí para abrir un debate que nos puede hacer pensar en la Venezuela post Chavista cuando llegue el momento, sin duda hay mucho qué pensar y evaluar.

Volviendo a la Argentina, sabemos que no ha sido fácil para el Presidente Macri reflotar a un país que se encontraba prácticamente desconectado por las actuaciones de los gobiernos anteriores, sin embargo vemos como un 47,66% del electorado votó por la fórmula contraria el Kirchnerismo y solo el 32,09% por la de él (Macri), en las presidenciales de Octubre quizás se puede repetir el fenómeno, esperemos que no porque desde ya están encendidas las alarmas para sus vecinos en el bajo continente.

Observando la tragedia de nuestra Venezuela, sin duda que el sólo pensar en algo similar en el futuro, le para los pelos a cualquiera en este momento; me refiero a que se logre por la vía menos traumática cambiar a la actual administración que ha sido nefasta para casi todos, que se elija un presidente que inicie cambios y modificaciones, que se tomen medidas serias para recuperar el aparato productivo, que se reactiven los servicios públicos de manera correcta y que luego al causar irritación en quienes han vivido de lo fácil, de los negocios tremendos de la “Revolución”, llegado el momento éstos traten de inclinar la balanza para que el Chavismo vuelva; ese es el verdadero reto, superar esa etapa, que el país progrese y se sostenga a futuro.

La reflexión respecto a la Argentina cabe perfectamente en una realidad futura para con Venezuela si se dan los modificaciones requeridas, debemos ser capaces de manejarnos “Todos” en medio de las dificultades y ajustes para no sucumbir ante la posibilidad ni siquiera de pensar en volver a elegir a los “Revolucionarios” que han causado el mayor daño en la historia de nuestro país, en cuanto a índices socioeconómicos se refiere, que han destruido el entramado social como nadie imaginó, que tienen a más de 5 millones ya de compatriotas regados por el mundo, a familias separadas y un largo largo etcétera.

Cuando tengamos como sociedad una nueva oportunidad luego de la barbarie que actualmente vivimos, no podemos permitir que algo similar suceda de nuevo, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R. – @raguilera68

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Reinaldo J. Aguilera R.

Reinaldo J. Aguilera R.

Abogado (USM), Profesor Universitario (UPEL), Máster en Gobernabilidad, Gerencia Política y Gestión Pública (George Washington University/UCAB), Jubilado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Coordinador Nacional Adjunto de Control Electoral del Movimiento Primero Justicia (MPJ), Articulista Digital.

1 Comentario