Política

Una Invasión Inminente

En estos días, unido a la discusión sobre los desconocimientos de diversos países del mundo al régimen que viene gobernando nuestra nación desde 1999, se ha sumado la urgencia de solventar las necesidades de medicamentos y comida por parte de diversos entes internacionales y locales, en beneficio de nuestros compatriotas, quienes sufren las penurias de carecer de todo cuanto requieren para subsistir. Es así que, la Asamblea Nacional ha asumido el protagonismo de este asunto para que, junto a la presión internacional  por corrupción y delitos de lesa humanidad contra nuestra población, aplicado por el concierto internacional a altos personeros del régimen actual venezolano, se logre un cese de la actual situación de lo que denominan “usurpación” de las funciones ejecutivas en la persona de Nicolás Maduro, por lo que proponen un cese inmediato de esta situación y la convocatoria a un proceso eleccionario libre, desconociendo el presentado como válido por el régimen, ocurrido el pasado mes de mayo de 2018.

La ilegitimación de partidos políticos y candidatos, la existencia de presos políticos y exiliados en condiciones de imposibilidad de regresar a Venezuela por persecución del régimen chavista-madurista es el estado de “democracia” que vivimos en estos últimos 20 años de gobierno. En este estado de las cosas, la corrupción y la incompetencia en el ejercicio de la función pública, por falta de pericia, por incapacidad manifiesta, por malversación de recursos y partidización “in extremis” del actuar público han obligado a los actores políticos adversos al régimen a proponer una situación de necesidad extrema  de la población que exige una ayuda humanitaria inminente. A las puertas de Venezuela, en nuestra frontera, se encuentra esa ayuda. Su entrada es una necesidad grave a la cual el régimen se opone por razones políticas más que otra cosa; unido a que ello, su ingreso haría evidente la incapacidad de gobernar de los actuales “jerarcas”.

La entrada del primer lote de medicinas, implementos para hospitales y comida especial para casos de hambre extrema son indispensables para nuestros compatriotas más necesitados. Bajo los ojos impávidos de todos existe un cierre de fronteras para el acceso inmediato a estos productos. En nuestras manos está resolver de una vez por todas esta crisis. Activémonos…

Rafael Martínez N.  –  @rafaelmartinezn

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rafael Martínez Nestares

Rafael Martínez Nestares

Economista (UCV). Maestría en Planificación (CENDES). Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas. Articulista de El Universal en su versión digital. Fue Secretario General de Gobierno de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Profesor Universitario. Presidente del Instituto de Estudios Iberoamericanos, en Caracas (Venezuela) y Editor-Asociado de las revistas arbitradas: Estudios Iberoamericanos y Arbitraje Universitario. Miembro del Programa de Promoción al Investigador. Miembro del Comité de Revistas de Ciencias Sociales de Iberoamérica.