Política

Mujeres y hombres nuevos

La dinámica de estas semanas nos ha mantenido fuera de nuestros escritos sabatinos. La ausencia nos mantuvo aún más cerca pues, entre marchas, plantones y tantos otros encuentros y exigencias al régimen, descubríamos las líneas que hoy escribimos.

La constante presión de calle y la presión internacional han venido dando frutos, bien por la torpe actuación del régimen con nuestros compatriotas como en su partici­pa­ción dentro de los foros mundiales. El retiro de Vene­zue­la de la Organización de Estados Americanos, ini­cia­do desde Cancillería es un estertor del régimen ante las sanciones que ese organismo aplicaría al Estado vene­zolano de verificarse la continuada violación a los Derechos Humanos y los principios democráticos esta­ble­cidos en su carta constitutiva. Igualmente, la evi­den­cia de presos políticos es un aspecto fundamental en la imperiosa necesidad de sanción al régimen local por parte de la OEA.  

Las manifestaciones de calle, pacíficas y reivin­di­ca­ti­vas, son reacción permanente de ciudadanos que se ven privados de los elementales recursos de subsistencia.  Sin alimentos, dado el altísimo costo de la vida por la incapacidad en el manejo de la hacienda pública, como la carencia de medicinas fundamentales para la sobre­vi­ven­cia humana, han hecho de nuestro país un explosivo caldo de cultivo, base originaria de la desobediencia civil.

Todas estas acciones de calle nos han mostrado un gentilicio que no se había visibilizado hasta ahora. Jóvenes: mujeres y hombres que generosamente han ofrendado sus vidas por un futuro promisorio.  Una Venezuela que no ha partido por Maiquetía sino que recorre nuestra tierra para mostrarnos sin desenfadado que vale la pena la lucha. “…Les quitaré el corazón de piedra y les pondré un corazón de carne (Ez. 11, 19)”. Ese corazón de carne es más que un sentimiento comprometido, no sólo con la lucha actual, si no con el cambio a un futuro mejor y más justo para todos. Es un trabajo de más largo plazo que no se deja engatusar con convocatorias constituyentes ni procesos pervertidos de “sociedad nueva” que sólo pretende perpetuar en el poder a quienes lo usufructúan de espaldas a su pueblo. Esas mujeres y hombres nuevos están en frente nuestro. Algunos ya han bañado con su sangre las tierras venezolanas.


Rafael Martínez N.  –  @rafaelmartinezn


 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

RAFAEL MARTÍNEZ NESTARES

RAFAEL MARTÍNEZ NESTARES

Economista (UCV). Maestría en Planificación (CENDES). Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas. Articulista de El Universal en su versión digital. Fue Secretario General de Gobierno de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Profesor Universitario. Presidente del Instituto de Estudios Iberoamericanos, en Caracas (Venezuela) y Editor-Asociado de las revistas arbitradas: Estudios Iberoamericanos y Arbitraje Universitario. Miembro del Programa de Promoción al Investigador. Miembro del Comité de Revistas de Ciencias Sociales de Iberoamérica.