Cultura Sociedad

Juzgados en el amor

El odio y la división fragmentan el corazón de cada mujer y hombre en nuestro planeta. En efecto, con dolor observamos la discordia como base de relaciones de dominación entre diversas culturas aún en nuestro tiempo. Pareciera que han quedado atrás los esfuerzos por construir la civilización del amor. Para que una civilización se funde en el amor, cada ciudadano debe sentirse objeto y sujeto de ese amor. No de un amor ideal como el que venden las películas o los acalorados discursos políticos. Sino un amor fundado en la responsabilidad real por el otro, como ser sensible, que constituye un real cambio de la sociedad, redescubriendo en el otro un individuo compatible con esa sociedad nueva, inspirada en los valores de compromiso perpetuo con el amor. Ahí está esa felicidad y paz permanente que queremos y debemos rescatar para nuestras sociedades latinoamericanas y, sin lugar a dudas, para Venezuela.

La sociedad del amor es para Venezuela un sincero proceso de reconciliación que nos lleve a reencontrarnos en los valores básicos de nuestra «venezolanidad». No es un trabajo fácil.  La lucha contra las ideologías y la «venta» de éstas como solución a nuestros problemas desdibuja nuestra realidad y nos aleja de la real solución a cuanto nos aqueja.

Sólo desde el amor entenderemos la necesidad de los canales humanitarios para alimentos y medicinas; sólo desde esa condición descubriremos la necesidad y obligación de la consulta popular, y; el reencuentro con nuestros hermanos prisioneros de la injusticia.  Con San Juan de la Cruz recordamos que «… al final de los tiempos, en el atardecer de nuestros días, seremos juzgados en el amor…».


Rafael Martínez N.  –  @rafaelmartinezn


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rafael Martínez Nestares

Rafael Martínez Nestares

Economista (UCV). Maestría en Planificación (CENDES). Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas. Articulista de El Universal en su versión digital. Fue Secretario General de Gobierno de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Profesor Universitario. Presidente del Instituto de Estudios Iberoamericanos, en Caracas (Venezuela) y Editor-Asociado de las revistas arbitradas: Estudios Iberoamericanos y Arbitraje Universitario. Miembro del Programa de Promoción al Investigador. Miembro del Comité de Revistas de Ciencias Sociales de Iberoamérica.