Política

«Carta de la OEA» por @rafaelmartinezn

El pasado martes 28 de marzo tuvo lugar en la ciudad de Washington, sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), la reunión del Consejo Permanente de esa institución.  La idea principal era, entre otros aspectos, evaluar el informe del secretario general,  Luis Almagro, sobre la situación venezolana.

La reunión extraordinaria fue realizada con la aprobación de veinte países miembros. La sesión se realizó en un tono sobresaltado por parte de nuestros representantes, hecho que lamentamos pues, al margen del acuerdo o desacuerdo con el contenido del precitado informe, no es posible representar los intereses del régimen a espaldas de las necesidades, justos reclamos y contenidos fundamentales de nuestra carta magna.

Con profundo dolor observamos que la sesión sólo pudo seguirse por el canal de OEA, vía internet, pues la trasmisión, de gran importancia ciudadana, no fue televisada. Una muestra más de las dificultades severas en lo atinente a la libertad de expresión en nuestra patria. De igual manera, oír de viva voz, a representantes de gobiernos extranjeros, quienes manifestaban preocupación por la ausencia de elecciones, la no separación de poderes, los presos políticos, la necesidad de la apertura de canales humanitarios para el acceso a medicamentos y alimentos, generaba una gran tristeza en los internautas. Tener que ventilar nuestras dificultades en el concierto internacional, pues el régimen es incapaz de atender las mínimas necesidades de sus conciudadanos, es señal de un profundo  desequilibrio en la estructura política local. La imposibilidad de llegar a acuerdos en beneficio de los ciudadanos y la violación de los lapsos constitucionales de los gobiernos regionales es muestra de una ruptura del estado de derecho que debe ser considerado seriamente.

Por último, la profanación de la inmunidad parlamentaria, base fundamental de la libertad del ejercicio de nuestros legisladores, por medio de artificios y recursos que asignan a funcionarios, autoridades, códigos o reglamentos que se encuentran por debajo de los principios establecidos en la Constitución, es un grave ataque a nuestra ya frágil democracia.

Nuestros problemas, planteados en la sede de la OEA, muestran una triste situación nacional que hemos sido incapaces de resolver localmente. Nuestros hermanos Latinoamericanos han querido llamar la atención sobre nuestras necesidades, luchas, aspiraciones y posibilidades… Esa fue la Carta de la OEA a los venezolanos…


Rafael Martínez N.  –  @rafaelmartinezn


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rafael Martínez Nestares

Rafael Martínez Nestares

Economista (UCV). Maestría en Planificación (CENDES). Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas. Articulista de El Universal en su versión digital. Fue Secretario General de Gobierno de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Profesor Universitario. Presidente del Instituto de Estudios Iberoamericanos, en Caracas (Venezuela) y Editor-Asociado de las revistas arbitradas: Estudios Iberoamericanos y Arbitraje Universitario. Miembro del Programa de Promoción al Investigador. Miembro del Comité de Revistas de Ciencias Sociales de Iberoamérica.