Política

Alternabilidad democrática

El pasado 5 de enero hemos visto, por primera vez en 18 años, el traspaso del “poder legislativo” de un grupo político a otro. Si bien es cierto, ambos diputados pertenecen a la bancada mayoritaria de Alternativa Democrática, no es menos cierto que, sus posturas políticas representan cosmovisiones bien distintas de la realidad política y social de la nación: de la socialdemocracia al progresismo con centro humanismo laico. La Alternativa democrática es, por esto, una Unidad de propósitos dentro de la diversidad de organizaciones políticas que la conforman. Esta situación dificulta, pero no hace imposible, llegar a acuerdos mínimos de trabajo en beneficio de Venezuela.

El Dip. Julio Borges de Primero Justicia (PJ) viene a ser el segundo presidente de la Asamblea Nacional (AN), después que el Dip. Henry Ramos Allup de Acción Democrática (AD) le entregase la presidencia del Poder Legislativo Nacional, habiéndole tocado constituirse en el primer presidente del inicio de esta nueva alternabilidad democrática, no conocida por nuestros jóvenes, toda vez que el régimen chavista-madurista ha copado los espacios políticos, sociales y culturales nacionales desde hace casi dos décadas.

Por esto, es bueno rescatar los signos de los tiempos. El triunfo popular del 06 de diciembre del 2015 representa el comienzo de un cambio real hacia la “rehabilitación de la democracia”. La crisis social del régimen del presidente Maduro se ha venido profundizando pues, la evasión de sus compromisos con el pueblo, se ha soslayado por su ambición de permanecer en el poder.

Lo ocurrido en la AN no es más que la expresión concreta de la llamada pluralidad que admite la presencia de partidos políticos con disímiles doctrinas ideológicas que aspiran el poder, y que generalmente se alternan en su ejercicio según lo determine el pueblo a través del voto popular –el cambio en la AN ha sido una demostración en pequeño, de lo que queremos para el país. ¿Por qué el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus órganos ad-láteres se oponen y la obstruyen?

En el campo nacional,  la  oposición a estas elecciones de junta directiva de la AN por el ejecutivo; como el caso de Amazonas, donde a la fecha no tiene representación popular al parlamento; como la “prórroga graciosa” de las elecciones a las alcaldías y gobernaciones, que debieron realizarse en 2016 y ahora serán a mediados y finales de 2017, respectivamente, constituyen de suyo una alarma social a todos.

Las democracias modernas, tienen reglas de juego que son fundamentales e insoslayables. Al dejar de respetarse este equilibrio entre las diferentes instituciones que componen el aparato del estado, se olvida el bienestar social y se busca más poder para centralizarlo, a toda costa. Con esto se pierde la pluralidad que es fundamento de una democracia moderna: pluralidad de ideas, descentralización de gestión, autonomía de poderes (ejecutivo, legislativo, judicial, electoral y moral).

¿Cómo puede ser  Venezuela y qué está pasando? Creo que es prudente vernos en el espejo del pequeño acto de la AN el pasado 05/01/2017. Al pisar la Luna expresaba el astronauta estadounidense Neil Armstrong: “Un pequeño paso para un hombre es un gran paso para la humanidad”. Tenemos la palabra…


Rafael Martínez N.  –  @rafaelmartinezn


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Rafael Martínez Nestares

Rafael Martínez Nestares

Economista (UCV). Maestría en Planificación (CENDES). Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas. Articulista de El Universal en su versión digital. Fue Secretario General de Gobierno de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Profesor Universitario. Presidente del Instituto de Estudios Iberoamericanos, en Caracas (Venezuela) y Editor-Asociado de las revistas arbitradas: Estudios Iberoamericanos y Arbitraje Universitario. Miembro del Programa de Promoción al Investigador. Miembro del Comité de Revistas de Ciencias Sociales de Iberoamérica.