Política

El rostro de la perfidia

Luis D. Álvarez V.
Escrito por Luis D. Álvarez V.

Poco se comentó en los países occidentales sobre la noticia que señalaba que el polémico expresidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, había sido asesinado en su país por un ataque de las brigadas hutíes, quienes acusan al líder de haber traicionado a su pueblo y de entregarse a las fuerzas de una coalición internacional, encabezada por Arabia Saudita, que lucha en ese país.

La última imagen que recuerda la comunidad internacional es la de un líder que salió del poder por la puerta de atrás, acusado de graves violaciones a los derechos humanos y pidiéndole a los Estados Unidos que lo dejaran viajar a ese país para tratarse de unas delicadas quemaduras, luego de haber sobrevivido a un atentado cuando oraba en una mezquita.

El drama de Saleh es haber intentado perpetuarse y tratar de transferir el gobierno, como mecanismo de salvación, como si se tratara de una dinastía o de un linaje en particular. El presidente tenía en el gobierno de Yemen del Norte desde 1978 y con la unificación del país en 1990, mantuvo el poder hasta que se vio obligado a dejarlo en 2012 en medio de violentas protestas en las que se reclamaban condiciones dignas de vida.

Poco le importaron al dictador de Yemen las penurias, el hambre y el atraso que afrontaba su nación. Por el contrario, sus ansias de permanecer en el cargo y de lucrarse eran las características de un régimen que menospreciaba los clamores de su pueblo y que cometía importantes desaciertos en materia de política exterior, aunado a que el país era un foco de perturbación para la región.

La prensa apenas mencionó que Saleh había sido asesinado por unas milicias terroristas que hasta hacía poco tiempo peleaban a su favor. Sus defensores alegan que los combatientes malinterpretaron sus discursos, mientras que los antiguos aliados los tildan de colaboracionista y de cambiante. Lo cierto es que se va sin pena ni gloria un hombre que se ufanaba de ser un líder primordial y que al final no es más que un patético recuerdo de la triste historia de Yemen.


Luis D. Álvarez V.  –  @luisdalvarezva


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Luis D. Álvarez V.

Luis D. Álvarez V.

Doctor en Ciencias Sociales (UCV). Magister en Ciencia Política (USB). Magister en Educación (Universidades Católica del Norte y Católica de Oriente en Colombia). Especialista en Sistemas y Procesos Electorales (UCV). Licenciado en Estudios Internacionales (UCV). Licenciado en Comunicación Social (UCAB). Licenciado en Educación mención Ciencias Sociales (UCAB). Articulista de La Voz, Prensa Gráfica, El Columnero y El Republicano Liberal. Conductor del espacio radial Sin Fronteras pero con Límites por Radio Sintonía 1420 am. Profesor Universitario (UCV y UCAB). Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Cursante del postdoctorado en Ciencias Sociales (UCV) y de la Especialización en Estudios Políticos y Constitucionales (Universidad de Medellín).