Política

¿Aislados y acorralados?

LUIS D. ÁLVAREZ V.
Escrito por LUIS D. ÁLVAREZ V.

Dicen muchos que el desespero de los regímenes autocráticos cuando están a punto de abandonar el poder, se evidencia con prácticas abusivas que lejos de evocar fuerza, indican preocupación ante la inminencia de su salida, sin que esto signifique, por su puesto, que no hagan daño ni siembren desolación. El caso concreto es que muchas veces la acción de la comunidad internacional enmarcada en el ámbito del derecho internacional es crucial para que se den los cambios necesarios.

Casos de Estados aislados por la comunidad internacional se han presentado en diversas etapas de la historia, siendo algunos más exitosos que otros en términos de reconquista democrática, pero lo que si parece ser un hecho es que mientras existe un mayor aumento de la tecnología y la globalización se hace presente, resulta mucho más complicado mantener una tiranía.

Además de ello, los escenarios como los que experimentaron España en los años cuarenta y cincuenta y Cuba a partir de 1962 están completamente fracasados y han mostrado su ineficiencia. Las sanciones colectivas sirvieron de excusa a las patéticas experiencias de Franco y Castro (que en esencia se parecen mucho más de lo que se piensa) para implantar controles absolutos, reprimir y amarrar cualquier iniciativa bajo el pretexto de la  necesaria planificación ante el enemigo externo.

Las nuevas tendencias indican que son mucho más eficientes las sanciones personalísimas, pues además de estar circunscritas al ámbito de la soberanía de cada Estado, son castigos que afectan a los sujetos en concreto y no a las sociedades que atraviesan penurias, por ejemplo, que la Unión Europea acaba de prolongar las sanciones al ex presidente ucraniano Viktor Yanukovich y a otras personas de su entorno por haber incurrido en casos de corrupción, limitando sus actuaciones en los países de la región y prohibiendo sus actividades.

En la actualidad aislarse termina siendo una manifestación del acorralamiento al que están sometidos determinados tipos de regímenes, por lo que quienes ejercen el mando terminan arrinconados por medidas jurídicas y soberanas que los llevan inexorablemente a abrir caminos democráticos. Sin embargo, en una realidad como la actual no hay manera de romper con todo el contexto internacional, pues los derechos humanos, la libertad y la justicia son valores que prevalecen y que se imponen, pese a que a algunos no les guste.


Luis D. Álvarez V.  –  @luisdalvarezva


Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

LUIS D. ÁLVAREZ V.

LUIS D. ÁLVAREZ V.

Doctor en Ciencias Sociales (UCV). Magister en Ciencia Política (USB). Magister en Educación (Universidades Católica del Norte y Católica de Oriente en Colombia). Especialista en Sistemas y Procesos Electorales (UCV). Licenciado en Estudios Internacionales (UCV). Licenciado en Comunicación Social (UCAB). Licenciado en Educación mención Ciencias Sociales (UCAB). Articulista de La Voz, Prensa Gráfica, El Columnero y El Republicano Liberal. Conductor del espacio radial Sin Fronteras pero con Límites por Radio Sintonía 1420 am. Profesor Universitario (UCV y UCAB). Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Cursante del postdoctorado en Ciencias Sociales (UCV) y de la Especialización en Estudios Políticos y Constitucionales (Universidad de Medellín).