Política

A un año del colapso

LUIS D. ÁLVAREZ V.
Escrito por LUIS D. ÁLVAREZ V.

El pasado 8 de noviembre se cumplió el primer año del triunfo electoral del abanderado republicano Donald Trump, quien contra todo pronóstico se impuso a la candidata del Partido Demócrata, ex senadora y ex primera dama, Hillary Clinton, en lo que sin lugar a dudas fue una noticia de la que se habló durante días y una sorpresa mayúscula, pues en la mayoría de sectores se pensaba que el polémico empresario sería derrotado.   

Sin embargo, Trump logró vencer también el escollo de mostrarse perdedor frente al sistema y consiguió que su discurso populista, demagógico y grosero calara en zonas tradicionales y recónditas en las que la política mediática de Obama no llegaba y donde se experimentaban niveles de atraso importantes que allanaban el camino para que una oferta como la de “hacer a América grande otra vez”, pudiera impregnar a la sociedad.

Pero la gestión de Trump no ha sido fácil y su gobierno se ha caracterizado por rodearse de figuras que parecen poseer poco manejo de las áreas en las que han sido nombradas, además de que lo que va de gobierno se ciernen una serie de dudas sobre la presencia rusa en áreas primordiales para la toma de decisiones. 

Pareciera que Trump pudiese no culminar su período y sucumbir a las presiones de un sistema que observa con estupor que todo tiende a reducirse a un set de televisión en el que el ahora Presidente se siente cómodo y donde de manera hasta irresponsable reduce todo a los 140 caracteres de algunas redes sociales enfrascándose en discusiones que no tienen lógica y que no deberían ni siquiera ser tomadas en cuenta por un mandatario que en lugar de ver televisión, tendría que estar trabajando.

Al final, luego de cumplirse un año del triunfo de Trump, hay una enseñanza muy clara en torno a la posibilidad real de que los discursos divisionistas, masificados y populistas se impongan en sociedades que se precian de ser avanzadas. Si Trump termina o no su mandato, es una inquietud constante; lo cierto es que su discrecionalidad en el manejo de la política exterior, sus discursos (hasta burlescos) contra los adversarios y la carencia de plenos niveles de profesionalismo en su entorno, hacen evaluar su gobierno como una mancha en la historia de su país.


Luis D. Álvarez V.  –  @luisdalvarezva


Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

LUIS D. ÁLVAREZ V.

LUIS D. ÁLVAREZ V.

Doctor en Ciencias Sociales (UCV). Magister en Ciencia Política (USB). Magister en Educación (Universidades Católica del Norte y Católica de Oriente en Colombia). Especialista en Sistemas y Procesos Electorales (UCV). Licenciado en Estudios Internacionales (UCV). Licenciado en Comunicación Social (UCAB). Licenciado en Educación mención Ciencias Sociales (UCAB). Articulista de La Voz, Prensa Gráfica, El Columnero y El Republicano Liberal. Conductor del espacio radial Sin Fronteras pero con Límites por Radio Sintonía 1420 am. Profesor Universitario (UCV y UCAB). Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Cursante del postdoctorado en Ciencias Sociales (UCV) y de la Especialización en Estudios Políticos y Constitucionales (Universidad de Medellín).