Tecnología

“Los robots y el envejecimiento” por @Laszlobekes

Laszlo Beke
Escrito por Laszlo Beke

La presencia de robots se está haciendo cada vez más común en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Los más comunes son los robots industriales, que están transformando las líneas de ensamblaje y se encuentran desplazando cada vez más mano de obra,  principalmente en los países desarrollados que están en la curva descendente del crecimiento de población y en la ascendente del envejecimiento de la misma. También se están haciendo avances en los robots en los diferentes componentes de la industria militar.

La tercera área de desarrollo corresponde a los Robots de Servicio, la cual cubre una amplia gama que incluye robots para limpieza, para hacer entrevistas, medicina y un área muy interesante que corresponde a los robots dedicados a atender situaciones de personas mayores.  Un mundo que envejece necesita robots más ingeniosos e innovadores, que en lugar de quitarle un puesto de trabajo a las personas, más bien los apoyen y cuidan en su tercera edad.

Robots de Servicio

En este momento el mercado robótico es dominado por las máquinas industriales, del tipo que se utilizan para ensamblar autos o equipos eléctricos. Las ventas de sistemas industriales robóticos alcanzaron US$48.000 millones en 2017, siete veces más que la de los “robots de servicio”. Esta categoría incluye entre otros robots logísticos para el manejo de almacenes, robots médicos, robots de ordeño, exoesqueletos que ayudan a las personas a alzar objetos pesados y robots caseros que limpian los pisos.

Estadísticas

La conexión entre robot y el envejecimiento es poderosa. Este año, por primera vez en la historia de la humanidad, habrá más personas mayores a 65 años que los que tienen menos de 5 años. Para el año 2060 el número de estadounidenses mayores a 65 se duplicará para alcanzar 98 millones, mientras que en Japón el 40% de la población tendrá 65 años o más.  China es ahora el mayor fabricante de robots, produciendo 139.900 robots industriales en 2017. Allí, entre 2015 y 2040 la población en edad de trabajo (entre 20 y 65 años) decaerá un sorprende 13%, equivalente a 124 millones de personas y para el final de dicho período China tendrá que instalar alrededor de 2 millones de robots adicionales.

Las países con el número mayor de robots por trabajador industrial incluyen a Corea del Sur, Singapur, Alemania y Japón, los cuales tienen algunas de las plantas laborales de mayor edad en el mundo. Entre 1993 y 2014 los países que invirtieron más en robótica fueron los que estaban envejeciendo más rápidamente.   Finalmente, en Japón el 8% de los asilos de ancianos tienen robots elevadores y  su estrategia robótica nacional (la cual cada país debería tener) define que para el año 2020 el  80% de los ancianos deben recibir cuidado que incluya un componente robótico.

Robots y envejecimiento

En la medida que los cambios demográficos se aceleran, los robots de servicio adquieren más importancia. Cuándo se habla de envejecimiento, esta crea demanda para automatización en varias formas: (a) con el propósito de impedir que la producción decaiga a medida que más personas se retiran se requieren máquinas para sustituir a aquellos que han salido de la fuerza de trabajo o para permitir que personas mayores continúen haciendo trabajo físico, (b) una vez que las personas se retiran aparecen en el mercado nuevas formas de automatización, incluyendo robots que ayudan con requerimientos médicos y para la atención de aquellas personas que ya no pueden cuidarse a sí mismas y (c) los robots que ayudan a los ancianos a facilitar y complementar sus vidas, que además pueden mitigar la soledad y los efectos de la demencia.

Ejemplos interesantes

·         Un cachorro robótico con inteligencia artificial y una foca peluda son robots terapéuticos para niños y para pacientes con demencia.

·         Un robot humanoide que puede mantener una conversación en un abanico limitado de tópicos, mientras la persona no se desvíe mucho del libreto.

·         Un robot para aquellos que no pueden alimentarse.

·         Exoesqueletos, ayudando a las enfermeras a levantar y cargar a pacientes.

·         Una cama robótica que se transforma en una silla de ruedas.

Limitaciones

Dentro de la próxima década los robots domésticos asistirán a las personas a cocinar en casa y los sistemas de orientación-vehicular los ayudarán a mantener la movilidad a edad más avanzada. Sin embargo, para que ello ocurra los robots necesitarán poder cumplir una abrumadora lista de cosas que todavía no pueden hacer: navegar con fiabilidad dentro de una casa, mover sus manos con destreza humana,  conducir conversaciones abiertas o reconocer patrones con 100% de confiabilidad.  Los robots todavía tienen dificultades operando con información incompleta o adaptándose a la innovación tan rápidamente como los seres humanos.

Se hace referencia a “An ageing world needs more resourceful robots”  https://econ.st/2W1Fj8h y “Artificial Intelligence and Robots: What Older Adults Want” http://bit.ly/2Uhe24q . También aparece en mi blog http://bit.ly/2FLRnVS  .

Laszlo Beke  –  @Laszlobekes

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Laszlo Beke

Laszlo Beke

Ingeniero Eléctrico, Industrial e Investigación de Operaciones. Consultor Tecnológico.