Tecnología

Los retos: automatizar y re-entrenar

Laszlo Beke
Escrito por Laszlo Beke

Dos empresas tan importantes y grandes empleadoras como Amazon y Walmart están en un proceso acelerado de automatizar sus operaciones, en cada aspecto donde existan posibilidades de hacerlo. El ritmo es tan veloz que Amazon acaba de anunciar que planifica gastar US$700 millones para reentrenar la tercera parte de su fuerza de trabajo en Estados Unidos, un reconocimiento que la tecnología de automatización  estará manejando muchas tareas realizadas por los seres humanos. Se trata de uno de los mayores esfuerzos de re-entrenamiento en el mundo. Es una situación muy compleja, ya que Amazon además tiene compromisos adquiridos con entes públicos que le concedieron facilidades impositivas para generar empleos.

Estudios de automatización

Un estudio realizado en 2.017 predijo que 6-7,5 millones de empleos en Retail serían “vulnerables a la automatización” en la próxima década, equivalente a casi la mitad de los existentes. Concluyó que los primeras posiciones que serían eliminadas son las de cajero y de pedidos de inventario y que los roles que estarían más a salvo en el futuro previsible serían los que tienen mayores exigencias físicas o emocionales como manejo de carga y servicio al cliente. 

Amazon y re–entrenamiento

Ahora Amazon necesita que sus trabajadores se adapten a los cambios rápidos y espera que la mayoría de los ahorros en eficiencia por automatización se reinviertan en servicio al cliente, donde se continuarán creando nuevas posiciones.  El re-entrenamiento aplicará a través de la empresa, desde empleados corporativos hasta aquellos en los almacenes. Para 2.025 se estima que alrededor de 100.000 personas serán re-entrenadas.

El programa de re-entrenamiento le permitirá a trabajadores de los almacenes adquirir habilidades técnicas de alto nivel  y con ello deben poder acceder a posiciones dentro de Amazon u otras empresas. Clases de ingeniería de software estarán disponibles para empleados corporativos sin antecedentes técnicos. Como referencia, en Amazon las posiciones de mayor crecimiento en los últimos cinco años han sido: especialistas en mapeo de data, científicos de la data, ingenieros de seguridad y coordinadores de logística.

Limitaciones de la automatización –  Picking de pedidos

La industria de la logística ha estado tratando de “encontrar una mano robótica que pueda agarrar objetos diversos sin que se rompan” y esa es su principal limitación tecnológica actual. Esa es la acción que se requiere en el “Picking”, cuando se recoge un producto para colocarlo dentro de una caja. Lo están tratando de resolver Amazon, Walmart y múltiples emprendimientos dedicados a la automatización de este tipo de trabajo. Aun cuando avances en inteligencia artificial están mejorando la precisión de las máquinas, todavía no hay garantías que las manos robóticas no dejen caer un tarro de mermelada y se quiebre o que puedan cambiar sin esfuerzo de la acción de recolectar un borrador a levantar una aspiradora.

Por esas razones Amazon ha estado automatización alrededor del proceso de Picking. Son personas las que colocan el ítem en la cinta trasportadora y las máquinas construyen la caja alrededor de los items y se encargan del precintado y etiquetado. Así se logra ahorro en mano de obra y de material de empaque. Las máquinas pueden producir 600-700 cajas por hora, 5 a 6 veces la tasa de un ser humano. Se requiere una persona para cargar los productos, una para el manejo del cartón y la pega y un técnico para resolver atascamientos. Esta automatización no está concentrada en velocidad, sino en eficiencia y ahorros. La recuperación de la inversión se lograría en dos años.

Automatización – Walmart

Walmart, el empleador más grande en Estados Unidos con una nómina de 1.5 millones de personas y está adicionando miles de robots a su operación. Pronto tendrá 1.500 robots autónomos de limpieza-de-piso, 300 robots de escaneo-de-estantes para chequear inventario, 1.200 robots de clasificación-para-entrega que colaboran con los escaneos-de-estantes y 900 “torres-de-recolección” para los pedidos en-línea. Los números son sustanciales, pero todavía relativamente modestos considerando que Walmart opera 4.600 tiendas en el país.

Walmart ha estado vendiendo estas adiciones como algo positivo para sus empleados, planteando “que ellos inmediatamente comprendieron la oportunidad que presenta esta nueva tecnología que los libera de tareas que son repetitivas, predecible y manuales. Permite la dedicación al componente más emocionante del retail que es vender productos y atender clientes”.  La idea es que a futuro los empleados tengan trabajos con mayor satisfacción, mientras el retail continúa cambiando. Sin embargo, Walmart no podrá escapar al re-entrenamiento.   

Hay información proveniente de “Amazon to Retrain a Third of U.S. Workers as Automation Advances” https://nyti.ms/2xFL2GI, “Amazon rolls out machines that pack orders and replace Jobs”  https://reut.rs/2LpcAJx y “Walmart says its new robots will make human employees happier” http://bit.ly/2XIKvDi. También aparece en mi blog http://bit.ly/30ZE7oy .

Laszlo Beke  –  @Laszlobekes

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Laszlo Beke

Laszlo Beke

Ingeniero Eléctrico, Industrial e Investigación de Operaciones. Consultor Tecnológico.