Tecnología

«La entrevista de trabajo con un robot» por @Laszlobekes

Laszlo Beke
Escrito por Laszlo Beke

Los procesos de captación y el reclutamiento de personal  están experimentando cambios mayores gracias a las tecnologías emergentes de data, analítica e incluso robótica en una forma similar en la cual ventas y mercadeo han sido transformados en la década más reciente.  La automatización, el aprendizaje de máquina, las métricas y Big Data son ahora los sellos distintivos. Incluso ya existe un robot para entrevistas.

Sin embargo, el reclutamiento o captación ponderado y juicioso exige un nivel de experticia humana que no es totalmente replicable por las máquinas hoy en día. Se requiere una combinación particular de tecnología y de intuición humana. Como efecto positivo, el uso inteligente y apropiado de la tecnología le puede devolver a los reclutadores el tiempo que necesitan para focalizarse en los aspectos medulares del reclutamiento, tal como es el asegurar una experiencia extraordinaria al candidato.

Plataformas de reclutamiento

Para manejo del reclutamiento y sus diversos procesos han aparecido innumerables opciones y solo por mencionar algunas:

·         Plataformas de video, las cuales permiten que los candidatos puedan ser entrevistados en cualquier momento del día y con el uso de algoritmos para evaluar sus respuestas y expresiones faciales.

·         Robots para ejecutar las entrevistas iniciales.

·         Envíos de preguntas a los candidatos a través de teléfonos inteligentes, con análisis de su lenguaje, para determinar si cumplen con el modelo cultural apropiado para la organización.

·         Plataformas de reclutamiento que le permiten al reclutador enviar docenas de correos y de mensajes de seguimiento a los candidatos calificados y que incluso proveen equipos de especialistas para preparar el contenido para los mensajes.

Robot para entrevistas 

El reclutamiento se asemeja a un acto de fe y un compromiso enorme y además exige que haya creencia en la decisión a tomar. Por ello a primera vista, parece difícil que los gerentes de reclutamiento puedan confiar todo a un robot. Todavía con mayor razón, en circunstancias donde la escasez de habilidades en el mercado, se depende más del gusto  del entrevistado por una empresa que al revés.

Frente a estas aparentes limitantes ha aparecido Tengai, el primer robot en el mundo diseñado para llevar a cabo entrevistas de trabajo imparciales y el cual está siendo probado en Suecia. Mide 41 cm.,  pesa 3,5 Kg. y se sienta sobre una mesa al nivel visual del candidato que entrevista. El rostro es amarillo brillante y se inclina levemente hacia un lado. Imita la forma en que hablamos  los humanos, incluyendo sutilezas en nuestras expresiones. Parpadea y se sonríe cuando plantea su primera pregunta: ¿Ha sido entrevistado por un robot antes?

El objetivo es ofrecer a los candidatos entrevistas sin los prejuicios inconscientes con los cuales los gerentes y reclutadores frecuentemente afectan al proceso de contratación y al mismo tiempo intentado hacer “parecer humana” la experiencia. Queda la pregunta: ¿Podrá hacer su trabajo igual o mejor que los humanos?

Los prejuicios

Los prejuicios inconscientes incluyen hacer presunciones sobre la competencia de alguien basándose en el género, la etnicidad, la voz, la educación, la apariencia y como resultado de conversaciones informales antes o después de una entrevista. Típicamente se requieren unos siete segundos para que alguien cauce una primera impresión y alrededor de 15 minutos para que un reclutador tome una decisión. Con el robot la idea es retar estos indicadores.

Tengai no realiza conversaciones previas a la entrevista y hace sus preguntas en forma idéntica, en el mismo tono y típicamente en el mismo orden. Se presume que esto permite una entrevista más justa y objetiva. Los reclutadores o gerentes reciben la transcripción de cada entrevista para ayudarlos a decidir cuales candidatos deberían pasar a la próxima etapa del proceso, basándose exclusivamente en las respuestas.

Los robots son programados por humanos, con conjuntos de datos compilados por humanos y con el aprendizaje de la conducta humana. Para disminuir la posibilidad que hereden esos sesgos se usaron bancos diversos de voluntarios, tratando de eludir que adquiera el comportamiento específico de un solo reclutador.

El futuro

El objetivo es que eventualmente el robot sea lo suficientemente sofisticado para decidir si el candidato puede pasar a la próxima etapa de reclutamiento, evitando la revisión humana de las transcripciones. Para ello hay que asegurar la inexistencia de prejuicios en la data. Suecia pareciera un buen lugar para pruebas, ya que es un país pequeño con buena reputación para adopción de nuevas tecnologías y con diversidad étnica en el mercado laboral resultado de la importante inmigración reciente.

Se hace referencia a “Meet Tengai, the job interview robot who won’t judge you” https://bbc.in/2O2xCvV y “Fetcher Raises $5.4mm from Accomplice and Slow Ventures to Reimagine Recruiting” http://bit.ly/2HKhhM2. También aparece en mi blog http://bit.ly/2IrYBA8  .

Laszlo Beke  –  @Laszlobekes

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Laszlo Beke

Laszlo Beke

Ingeniero Eléctrico, Industrial e Investigación de Operaciones. Consultor Tecnológico.