Tecnología

¿Es siempre negativa la Micro-Gerenciación? por @Laszlobekes

Laszlo Beke
Escrito por Laszlo Beke

Hoy en día es una creencia común en el mundo empresarial que los empleados funcionan mejorar si se les deja trabajar por su cuenta una vez que son asignados a una tarea, lo cual contradice de alguna manera el hecho que en esta era de los “millennial” se considera que estos necesitan retroalimentación.  Dentro de este aspecto del trabajo cotidiano, también aparece  la micro-gerenciación, donde el gerente o supervisor observa o controla de cerca el trabajo de sus subordinados. La micro-gerenciación generalmente tiene una connotación negativa.

Los micro-gerenciadores

La aplicación de micro-gerenciación cómo estrategia de forma de trabajo puede provenir de falta de experiencia gerencial, de mal modelaje previo o puede ser una política de empresa. Pero también puede estar relacionada a razones personales de  una necesidad de control por parte del individuo y puede estar asociada a inseguridad, falta de confianza, inestabilidad en el lugar de trabajo y/o presión para producir resultados a nivel individual y como equipo. También puede haber razones psicológicas profundas y problemas en el hogar que influencian la forma en la cual la persona se comporta en el trabajo.

El problema con los micro-gerenciadores es que aplican el mismo nivel de intensidad, escrutinio y enfoque a cada tarea, sea esto requerido o no. Se les puede reconocer por señales como estas:

  • Nunca están satisfechos con los entregables.
  • Hubieran realizado la tarea de una manera diferente.
  • Se focalizan en los detalles y se sienten orgullosos al realizar correcciones.
  • Constantemente tratan de saber dónde están los miembros del equipo y qué están haciendo.
  • Solicitan frecuentes actualizaciones en la evolución de los trabajos.
  • Prefieren estar copiados en todos los correos.

Efectos de la micro-gerenciación

Aplicar micro-gerenciación puede producir resultados a corto plazo, pero a través del tiempo impacta negativamente el equipo de trabajo, la organización y al gerente mismo. Se diluye la productividad del gerente y se disminuye su capacidad de identificar las cosas importantes y de ver el cuadro general. Se limita el desarrollo del equipo de trabajo y se puede generar desmoralización. También puede llevar a crear una vulnerabilidad para la organización, ya que se compromete el desempeño del equipo de trabajo, sin la presencia del gerente o su fuerte involucramiento.

La buena gerenciación

Existe la creencia que cuándo un gerente se involucra en el trabajo de sus supervisados esto es necesariamente negativo y se trata de microgerencia.  La realidad es que los gerentes no pueden dejar de lado conocer y entender lo que ocurre en sus organizaciones y existen muchas formas en las cuales se pueden involucrar y las cuales son positivas. Los empleados generalmente están solicitando retroalimentación y reconocimiento, aun para logros pequeños y una organización debería reforzar y promover esto. Por otro lado, un buen gerente debe adaptarse y responder a las necesidades individuales de cada empleado y debe dedicar tiempo a la relación. El gerente debe compartir ideas constructivas y ofrecer no solamente condenas.  Estimular con pequeños empujoncitos en la dirección correcta es una habilidad, algo que la gente aprende con la experiencia y con el tiempo.

La relación del empleado con el supervisor

  • El supervisor y el empleado deben acordar los objetivos de empresa que les corresponden.
  • Es importante el contacto personal entre ambos y para ello:

o    El empleado debe estructurar el tiempo del encuentro personal, enfocar la discusión hacia el valor que pueda agregarle al negocio  y debe ser proactivo transmitiendo lo que necesita del gerente.

o    El empleado debe averiguar que está haciendo bien y cuáles áreas necesitan mejora.  Siempre es preferible averiguar lo que no gusta al supervisor sobre el desempeño y poder corregirlo. Lo que es sano es que exista retro-alimentación.

  • La obtención de apoyo para un supervisado es una señal de una organización sana y un trabajador sano.

Se hace referencia a “Why micromanaging isn’t such a dirty word” http://bbc.in/2mKrlqC, “Signs That You’re a Micromanager” http://bit.ly/1GMd0if y “How to Manage a Micromanager” http://bit.ly/2mmtlFJ. También aparece en mi blog http://bit.ly/2nf20bB. 


Laszlo Beke  –  @Laszlobekes


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Laszlo Beke

Laszlo Beke

Ingeniero Eléctrico, Industrial e Investigación de Operaciones. Consultor Tecnológico.