Política

Maduro no cambia y el país quiere cambiar

Julio Borges
Escrito por Julio Borges

Mientras la peor crisis de la historia se agudiza, el presidente Nicolás Maduro anunció unas pocas medidas para llenar su bolsillo de bolívares, que es la verdadera crisis del gobierno, aumentando la gasolina, y el dólar preferencial, sin hacer nada frente a la grave escasez e inflación que es la crisis que viven diariamente los venezolanos y vacía sus bolsillos, derivada de la verdadera crisis que tiene hoy el país: la falta de dólares, la impresión de billetes y la parálisis de la de producción nacional. Único país petrolero del mundo con semejante crisis ante el ingreso de un billón de dólares ($1.000.000.000.000) dilapidados durante 17 años y de los cuales nada se ahorró para evitar la situación actual.

La Asamblea Nacional, que es el único poder público que trabaja para enfrentar la crisis ha iniciado la discusión de dos leyes que incidirían en la disminución de éstos problemas: La Ley del Banco Central de Venezuela, para controlar la impresión de billetes sin valor y la Ley de Producción Nacional, para estimular a nuestras pequeñas y medianas empresas así como para poner a producir las 1.200 empresas y 4 millones de hectáreas expropiadas. Así como la declaratoria de emergencia sanitaria y alimentaria para que el Ejecutivo tome medidas urgentes a los fines de disminuir ambos problemas.

Posterior al contundente resultado del 6 de Diciembre ni un instante se aceptó que casi el 60% del país, casi 8 millones de venezolanos decidieron por una opción distinta a la gubernamental mostrando su descontento ante la pésima gestión de la crisis, el 31 de Diciembre con la aceptación de impugnaciones sin ninguna argumentación de peso el Tribunal del PSUV, se burló esa decisión popular, el 14 de Enero con la declaración en desacato de la nueva Asamblea Nacional por parte del TSJ, ante una sentencia sin precedentes, violatoria de la constitución, se volvió a vulnerar la independencia de los poderes públicos. El 11 de Febrero con la declaratoria de vigencia del Decreto de Emergencia Económica burlando por completo el artículo 33 de la Ley Orgánica de Estados de Excepción, que establece la extinción de un Decreto de Emergencia Económica al ser negado por la Asamblea Nacional, se volvió a vulnerar la Constitución Nacional.

Así todas las decisiones políticas de Maduro se ha convertido así en el único obstáculo para solucionar esta gigantesca crisis económica y social, un Gobierno que no cambia ante un país que le exige cambiar. Por eso hemos decidido desde Primero Justicia, avanzar en los mecanismos constitucionales que permitan concluir el Gobierno de Nicolás Maduro responsable de más de 300% de inflación general y de 1400% de inflación en alimentos y apoyar así la propuesta de Henrique Capriles para que los venezolanos activen un Referendo Revocatorio que permita de una vez por todas revocar el hambre, la inflación y la escasez, a la par de que el Parlamento realice una enmienda constitucional que acorte el período presidencial para abrir definitivamente una puerta al futuro hacia una Venezuela con oportunidades de progreso para todos por igual.


Julio Borges  –  @JulioBorges


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Julio Borges

Julio Borges

Político. Abogado. Fundador del Partido Primero Justicia. Diputado en la Asamblea Nacional.