Política

La “triple alianza” del régimen

Juan J. Moreno A.
Escrito por Juan J. Moreno A.

Con razón o sin razón, Nicolás Maduro la ha emprendido de una manera nada elegante contra los representantes de países que en el Mercosur expresan su oposición a que el jefe del Estado venezolano asuma la presidencia del importante organismo subregional, acusándolos entre otras afirmaciones de integrar una “triple alianza” representativa de la extrema derecha latinoamericana que presuntamente  hostiga y criminaliza su modelo de desarrollo y democracia. De igual manera ha venido insistiendo durante los últimos días en la moral que, supuestamente, guía sus actos en la conducción del país.

Alianzas y moral, en boca de quien las lanza al aire en cada oportunidad  cuando se dirige a la población que sufre una realidad muy distinta a la que disfrutan muy pocos, como él y los suyos, son palabras que retumban en nuestros oídos cada vez que nos obliga a escucharlas a través de los secuestrados medios de comunicación social públicos y privados del país.

Porque, inevitablemente relacionamos lo de las alianzas, con los factores de poder en los que se ha venido apoyando el régimen castrochavista desde su instauración hace más de 17 años y reforzado en los últimos cuatro, desde la muerte del fundador de la dinastía psuvista. Y precisamente, son tres los grupos de poder que identificamos como sostenedores del oprobioso régimen: en primer lugar, el integrado por verdaderos antisociales que actúan como auténticas brigadas de choques que golpean y queman vehículos de diputados y otras personas que se atrevan a reclamar sus derechos constitucionales, como en el caso del referéndum revocatorio, así como por personajes de alto nivel político y militar que son abiertamente acusados, embargados y solicitados por Estados Unidos por delitos como el tráfico de drogas y lavado de dinero, sin que el gobierno se ocupe de investigar la veracidad o falsedad de las imputaciones que se formulan desde afuera contra su gente, y solo se conforma con alegar que se trata de acciones enmarcadas en “la guerra de la derecha maltrecha” supuestamente declarada contra el país.

Del segundo grupo formarían parte, los corruptos del régimen amparados por el propio Presidente que los instruye para no rendir cuenta de sus actos administrativos ante el organismo competente que es la Asamblea Nacional, convirtiendo en protegidos a estos sujetos solicitados por la legalidad institucional del país. Todos sabemos quiénes son: gente que han hecho negocio con los dólares del petróleo y las compras fraudulentas de alimentos y medicinas que hoy escasean,  porque se acabó la plata que por montones vinieron despilfarrando y robando, para ahora hablar de “disminución de los precios” del crudo y la fulana “guerra económica”

Y en el tercer grupo de aliados, los personeros del régimen, tipo Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez, quienes junto con los máximos representantes de la mayoría de los poderes del Estado, se esfuerzan por inventar cada día nuevas trampas para impedir el ejercicio de la democracia de la manera como está plasmada en la Constitución de la República, tales como el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral y la Contraloría General de la República. Y preparémonos, porque la orden que viene desde “arriba” es que no habrá revocatorio este año ni ninguno, como tampoco elección de gobernadores, por lo que -como decía el presidente Luis Herrera en sus tiempos- “habrá que ponerse las alpargatas, porque lo que viene es joropo”.

Esa es realmente la “triple alianza” a la que los venezolanos le tememos; porque es de ella, de su dinanamismo y fatal funcionamiento, por lo que la población soporta el terrible caos que lo enferma, mata de hambre y le arrebata sus libertades y derechos fundamentales como nación. De lo que pase en Mercosur, ni pendientes; porque pregúntele usted, amigo lector, a cualquier venezolano que encuentre en la calle, especialmente, en una cola de supermercado, si consideran que al país se le deba o no entregar la presidencia de Mercosur, para escuchar qué le responde. Pero apártese, no vaya a ser que la pague con usted.


Juan J. Moreno A.  –  @JJMorenoA


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Juan J. Moreno A.

Juan J. Moreno A.

Presidente del Concejo Municipal de El Hatillo. Secretario General de Primero Justicia El Hatillo