Política

El mediador no querido

JOSÉ HERNÁNDEZ C.
Escrito por JOSÉ HERNÁNDEZ C.

Mediadores en la historia de la humanidad han sido muchos, hay mediación para la paz en Colombia, la hubo para encontrar acuerdo en Centro América, la hubo en España cuando nacía la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco. Contadora, Esquipulas, La Moncloa, son los nombres de algunas de aquellas conversaciones, donde había mediadores. En La Habana ahora hay conversaciones con mediación internacional, para lograr la ansiada paz con la guerrilla colombiana.

Los mediadores son una figura común de la diplomacia global, el Papa ayudó a evitar un conflicto entre Argentina y Chile por el canal Beagle. El segundo Secretario General de las Naciones Unidas, el sueco,  Dag Hammarskjöld, murió, se especula que asesinado, durante las mediaciones por la paz en lo que era Rodesia hoy Zimbawe.

Es una labor noble porque por encima de todo buscan la paz y el respeto de la vida de los territorios afectados por los conflictos, donde son requeridos. Pero la palabra “mediador”, parte de medio por dos razones, por ser un buen canal de conversación y por procurar el equilibrio. En Venezuela hoy hace falta mediación, pero los mediadores hoy, Zapatero, Fernández y Torrijos, pudieran ser buenos medios pero no son representantes del equilibrio que es urgente en el país, son demasiado “panas”, de quienes por ahora ocupan el poder.

La paz es una urgencia en Venezuela, como lo es la comida, la salud, las medicinas, la seguridad y la vida. Decir que eso no es lo que quieren, Zapatero, Fernández y Torrijos es una exageración. Sin embargo haber excluido el referéndum revocatorio de las conversaciones, demuestra el interés de los mediadores, de “mediar” pero a favor del gobierno.

¿Por qué el interés de Zapatero, Fernández y Torrijos? Excluir el dinero de esta respuesta es cándido, hay miles de millones de dólares en inversiones españolas en Venezuela, muchas llegadas en el gobierno de Zapatero; Dominicana debe miles de millones de dólares a Venezuela en petróleo y en facturas de petrocaribe, del ALBA y de la AEC y a Panamá se le deben cientos de millones de dólares en importaciones. Mediar para que el gobierno corra la arruga puede representar pingües ganancias para los mediadores.

Pero los “poco acreditados” mediadores han chocado con el muro insalvable del Referéndum, herramienta constitucional venezolana que invoca la voluntad popular para resolver conflictos.

La consulta popular, el voto y la voz del pueblo es la mejor manera de consolidar el cambio ordenado por más de 15 millones de venezolanos el 6 de diciembre pasado. Invocar otra vez a ese noble pueblo a ratificar la orden que dio y lograr el cambio que exige la nación es la vía para resolver el hambre, la inseguridad y la falta de medicinas.

El voto es nuestra única vía hacia la paz, el que cumpla el papel de mediador tiene que entender que esa es la condición principal. Zapatero, Fernández y Torrijos no lo han entendido, por eso su mediación no es válida. La Venezuela de todos la estamos haciendo todos, todos los días. #RevocatorioYA!

Ahora, el tubazo contra Borges

El maltrato infligido a un grupo de Diputados de la Unidad Democrática, genera otra dinámica al proceso de “diálogo” ¿Cómo entenderse con un gobierno que dice querer hablar contigo, por la “democracia y la paz” y sus militantes activados por su guardia nacional y sus representantes en el poder electoral le dan con un tubo en la cabeza al Jefe de Fracción de la mayoría en la Asamblea Nacional? ¿Cómo hablar con un gobierno, que se dice demócrata y mantiene preso y sin juicio por casi dos años al Alcalde de la Principal Ciudad del País? ¿Cómo hablar con un gobierno que se dice “respetuoso de los DDHH” y mantiene presos e incomunicado a uno de los principales líderes de oposición?

Después de la salida de Zapatero y ahora con la nueva insistencia del Secretario General de Unasur ¿Cómo entenderse con un gobierno que golpea periodistas, que compra canales de comunicación, que pública conversaciones privadas?

¿Cómo entenderse con un gobierno que no quiere cumplir un artículo de la constitución que el mismo gobierno redactó y que ya fue usado por ese mismo gobierno en una oportunidad anterior?

#RevocatorioYa! es la única llave válida a un dialogo, sin comillas. Respetar la posibilidad de que el pueblo soberano se manifieste, es la llave de la sala para que Venezuela se siente a conversar y empecemos a desmonatr una espiral de violencia, que nadie sabe cómo, ni cuándo terminaría.

El dialogo, solo puede iniciarse, al instante de la invocación, clara y sin subterfugios del #ReferendumYa! El dialogo, solo puede iniciarse con la posibilidad real de que el pueblo hable en elecciones y pueda ratificar la orden que ya dio el 6 de diciembre: CAMBIO


José Hernández C.  –  @joseyelim


Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

JOSÉ HERNÁNDEZ C.

JOSÉ HERNÁNDEZ C.

Comunicador Social (UCAB).