Política

Votar también es un acto de protesta

HENRIQUE CAPRILES
Escrito por HENRIQUE CAPRILES

Hasta 1989 los gobernadores en Venezuela fueron escogidos a dedo por quien ocupaba la Presidencia de la República. Esta práctica ponía de lado los derechos políticos del pueblo, porque dejaba a criterio de una sola persona la escogencia de los líderes encargados de los destinos de los distintos estados del país.

Tener hoy la oportunidad de elegir con el voto directo, universal y secreto, a las mejores mujeres y los mejores hombres para dirigir las políticas estadales, es un logro del pueblo venezolano con el que se fortaleció nuestra democracia.

Siendo las elecciones regionales una verdadera conquista histórica de los venezolanos, y sabiendo que la abstención siempre ha favorecido al régimen, sería un error menospreciar los comicios del próximo 15 de octubre.

Las elecciones del 15 de octubre no son un obsequio, son el resultado de la lucha de cientos de venezolanos en las calles exigiendo el respeto a la Constitución, entre esos derechos, entre esas solicitudes que hicimos durante meses, estaba la realización de las elecciones conforme a lo que establecen los artículos 63, 160 y 162 de nuestra Constitución y que nos había robado este gobierno y hay que seguir presionando hasta que tengamos las presidenciales.

El 15 de octubre no es un regalo del gobierno, el 15 de octubre es una victoria de los venezolanos. Las elecciones regionales son un derecho político fundamental que tenemos los venezolanos de decidir y escoger con nuestro voto a nuestros gobernadores. Las regionales son un paso hacia el rescate de la vigencia de nuestra Constitución, por lo que hemos luchado durante mucho tiempo.

Este gobierno tenía secuestradas todas las elecciones porque le tienen miedo al voto, tienen miedo de que el pueblo hable y se exprese. Maduro no quiere que tu votes, así que con más razón hay que salir a votar, hay que hablar con contundencia, no le des el gusto al ocupante de Miraflores.

Las elecciones regionales son un paso más en esta lucha, otro peldaño que debemos escalar sin tropiezos. Escoger a nuestros gobernadores es un paso más hacia el cambio de nuestra Venezuela.

Haga este ejercicio… Llega el 15 de octubre y no vamos a votar, el anuncio de la señora de la baranda dará como ganadores a todos los candidatos del Psuv, el mapa se viste de rojo y Maduro sale fortalecido, no por el apoyo popular, sino por el apoyo de la abstención que le dará carta blanca para actuar en los estados.

Ahora imagínese el 15 de octubre con todos los venezolanos votando para rescatar la democracia, como un paso más que debemos superar, después de horas de espera, a la señora del CNE no le quedará más remedio que anunciar que los candidatos de la democracia, los candidatos Unidad, vencieron a la oscuridad, y el mapa de nuestra Venezuela se pintará de tricolor, los colores de la democracia. Haga el ejercicio e imagínese que tengamos la mayoría de las gobernaciones al servicio de la causa democrática, al servicio del progreso, al servicio de las soluciones, al servicio de ud.

Sé que muchos estarán pensando que el gobierno creará corporaciones paralelas para entorpecer el trabajo de las gobernaciones. Créanme cuando les digo que ni montando mil corporaciones podrán sustituir a la que tiene legitimad porque la legitimidad la da el voto, y porque son paralelismos que Maduro y su camarilla se inventaron para entorpecer y terminaron convirtiéndose en tentáculos de manipulación políticas y corrupción. Esos paralelismos al final hunden más al gobierno porque esos paralelismos están en la lista de las cosas que la comunidad internacional rechaza por ser violatorios de la Constitución.

Sí, la opinión de la comunidad internacional es tan importante que Maduro volvió a realizar una gira pidiendo cacao a los únicos países que lo reciben. La presión internacional va aumentando y ellos nos ayudarán a presionar para que se respete la Constitución. Y si, que los ojos de los distintos países del mundo estén sobre nuestra Venezuela es otro logro de la lucha que dimos los venezolanos en las calles. Porque esas horas caminando, parados frente a la fuerza absurda del poder, soportando represión, si dieron resultado y hoy debemos seguir avanzando sobre esos logros.

Si, igual que ud, Maduro sabe que no puede ganar una elección limpiamente, por eso las trabas ordenadas al CNE. Porque el que es mal perdedor, aplica trampas para ganar. Eso no debe tomarnos por sorpresa, siempre han jugado sucio. He allí la importancia de que quienes adversamos a este gobierno, juguemos con táctica, para ganar y cobrar el triunfo.

Las organizaciones políticas están preparándose para tener ojos en todos los centros de votación y defender el voto de cada venezolano. Queda de nuestra parte salir a votar masivamente. El triunfo del próximo domingo dependerá de nosotros, de nadie más. Estamos llamados a seguir resistiendo y entender que solo nuestra participación nos permitirá meternos por la ventana, a pesar de que el régimen nefasto ha cerrado todas las puertas democráticas.

La trampa de la abstención la pone todos los días el gobierno. Maduro es el principal promotor de la abstención, porque sabe que mientras más votos, más deslegitimado estará. Entonces, debemos sacar bien las cuentas y concluir que nosotros somos los fuertes y que ellos son los débiles. Así se lo debemos hacer saber este 15 de octubre.

El proceso de cambio ratificó en diciembre de 2015, con la victoria de los diputados democráticos en las elecciones parlamentarias y debemos demostrar nuevamente nuestra voluntad irrestricta de que los enchufados no nos representan. Debemos gritar con fuerza que rechazamos la crisis, la miseria, el hambre en la que nos sumergieron, que no comulgamos con un proyecto que solo trajo desolación y padecimientos a esta noble tierra.

Lo dicen los estudios de opinión, si participamos ampliamente en las regionales no hay forma que el gobierno gane. Si todos salimos a votar quedaría expresado el sentimiento de cambio que se siente en toda Venezuela y que debemos dejar plasmado en todos los rincones de nuestro país.

Votar es muy fácil. Esta no es una elección para medirse los partidos porque hay partidos que quedaron por fuera con la trampa del CNE de no querer hacer las sustituciones. Hay un solo candidato de la Unidad en cada estado y a ese líder es a quien debemos respaldar. Busca la cara del candidato y vote en la tarjeta donde vea la cara del candidato de la Unidad.

Votar por un candidato del Psuv, es castigarse a uno mismo. Ellos son los culpables de que el país esté en crisis. Ellos son los culpables de que tenga hambre porque no hay comida o no puede pagarla, de que no puede curar a su familiar porque no hay medicinas. ¡Así que ojo pelao!.

Este modelo del gobierno no funciona, y lo que funciona se bota. El 15 de octubre no cambiaremos el gobierno nacional, pero nos acercaremos a eso. Será más fácil cambiar el gobierno si los gobernadores son demócratas. Será más fácil salir de la crisis si tenemos gobernadores comprometidos con el progreso de sus estados y del país.

Se trata de luchar con el alma, con el corazón para quitarle el poder al poder. Eso significa tener gobernadores no alineados con Maduro. Nuestro voto el 15 de octubre es una forma de protesta. Debemos ver las regionales como una lucha más para combatir a Maduro y a su modelo político.

No dejemos ningún terreno libre, vota y ejerce tu derecho, porque en tiempos de dictadura votar es un acto de rebeldía.

¡Qué Dios bendiga a Venezuela y nos de fuerzas para este nuevo obstáculo! ¡A VOTAR el 15 de Octubre!


Henrique Capriles  –  @hcapriles


 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

HENRIQUE CAPRILES

HENRIQUE CAPRILES

Político. Abogado. Dirigente del partido Primero Justicia. Gobernador del Estado Miranda. Candidato a la presidencia de la República 2012 contra Hugo Chavez y 2013 contra Nicolas Maduro