Criterios Política

«Venezuela, la tierra que duerme a sus hijos con el himno nacional» por @perezsantaella

Criterio de Lectores
Voy a intentar en unas pocas líneas decirle al mundo lo orgulloso que me siento de ser venezolano, de lo feliz que me hace saber que tengo una hija naciden Venezuela, de tener mis raíces bien claras, de emocionarme con cada uno de los recuerdos que tengo de mi vida hecha en Venezuela.

Lo que nos ha ocurrido en los últimos años es una lamentable jugarreta de la historia, que quizá ahora en el contexto de ser nosotros los protagonistas, no somos capaces de entender.

Este proceso político y social es un mal necesario para poder evolucionar como sociedad, para poder convertirnos en un mejor país.

Hoy muchos de mis paisanos han caído en una práctica de hablar mal de nuestro país, y hacer odiosas comparaciones con sociedades supuestamente evolucionadas, países del mal llamado «primer mundo», sin ponerse a pensar que hace apenas pocas décadas en muchos esos países, a quienes hoy muchos hacen reverencias, se estaban cometiendo los crímenes más grandes que ha conocido la humanidad.

Me niego a pensar así, esa no es la actitud. La ruta para el cambio comienza primero por nosotros mismos, comienza incluso con la manera cómo construimos nuestro discurso, comienza con nuestra «autoestima social». Debemos ser multiplicadores de lo bueno, de lo positivo, dejemos de hacer apología de nuestros males.

No pretendo con estas líneas desconocer los grandes errores que tenemos como sociedad, para nada, pretendo más bien despertar la conciencia de todos y que no banalicemos la crítica. Debemos analizarnos para aprender.

Construyamos nuestro futuro basado en el axioma de conocer nuestro pasado. Analicemos nuestro presente para poder diseñar y alcanzar nuestras metas.

Si decidimos irnos del país, aprendamos de las sociedades donde nos tocó vivir. Preparémonos, formémonos, pronto la Patria nos requerirá. Si nuestra decisión fue quedarnos, luchemos a diario para romper los paradigmas sociales que hoy nos hunden.

Seamos mejores venezolanos, seamos modelo de buenas conductas cívicas para quienes hoy, por falta de educación y de políticas públicas, desde hace mucho tiempo, (no solo hace 18 años), nos mantienen hundidos en la miseria humana. Modelemos con el ejemplo.

Llevemos nuestro gentilicio en alto. Mostremos con orgullo nuestro pasaporte. Hagamos que el mundo nos reconozca nuevamente como un país de oportunidades, cuna de libertadores. Sintámonos orgullosos de nuestra música, nuestra tierra, nuestra comida, nuestros artistas, nuestros científicos, de  nuestra cultura, sintámonos orgullosos de ser VENEZOLANOS, así, en mayúscula, en negrita y subrayado.

Amigos, los venezolanos buenos somos más. Tenemos que contribuir para subir la autoestima a nuestra vilipendiada Venezuela.

Pregonemos muy fuerte para que se escuche hasta en el último rinconcito del mundo que somos:
La tierra del alma llanera, de las Arepas y de las mejores Navidades.
La tierra de las mujeres luchadoras y perfectas.
La tierra que de las oportunidades, la que gesta libertades.
La tierra del Roraima y del majestuoso  Orinoco.
La tierra de los picos nevados y de los llanos infinitos.
La tierra del Petróleo.
La tierra del mar color turquesa y las arenas blancas.
La tierra de los amigos

Somos la tierra de Simón Bolívar, la de Andrés Bello, la de Francisco de Miranda.
Somos la tierra que duerme a sus hijos con el Himno Nacional

¡Somos Venezuela!

Se lo debemos a nuestros hijos.
Se lo debo a mi hija Anabella.
Se lo debo a Venezuela.


Néstor Luis Pérez Santaella  –  @perezsantaella


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores