Criterios Política

“Un Chiste que No da Risa” por @anibaljherrera

Criterio de Lectores

Ver una película made in american, es una costumbre de todos los Venezolanos, puede ser un domingo en familia en la comodidad que nos brinda nuestras casa o la experiencia de ir a la sala de cine que es insuperable. Y todos nos hemos reído a carcajadas con sus comedias con personajes que son adicto a la Marihuana o algún fármaco, y esto lo lleva a realizar las tonterías más graciosas, que nosotros disfrutamos. Aunque en nuestro contexto ese chiste va así, un muchacho que comienza en las drogas de forma inocente, le gusta tanto que hace lo que sea para conseguirla como abandonar a su familia o matar alguien, ja, ja, ja. En nuestro país las drogas es un chiste que no da risa.

Escuchar que nuestros militares y políticos que están en vuelto en asunto de los tráficos de psicotrópicos son un asunto alarmante pero no sorprendente. Los militares norte americanos sabían que ellos luchaban contra organizaciones en suelo colombianos, y en su tierra había drogas ilícitas porque alguien de autoridad lo permitía. Es decir, donde hay drogas hay autoridades que lo permiten. En este asunto es que estos hombres y mujeres del servicio Publico Venezolano, no tienen interés de perder su posición porque implica cárcel por autoridades legales o muerte por parte de autoridades ilegales. Y que esa gente no quiera dejar el poder, eso sí nos está afectando seriamente.

El problema de las drogas en nuestra patria actualmente es la masificación del consumo. Las drogas están en todos los niveles, pero tal vez usted es de la generación que consumir drogas era anormal y dañino. Hoy la mentalidad es otra, las drogas son un catalizador social para nuestros jóvenes. Este pensar que vienen de países desarrollado envuelto hasta los tuétanos en el consumo de drogas. Que a nosotros no nos asienta muy bien. Porque todos los crímenes donde se involucran hechos violentos las drogas fue el catalizador de la muerte. Toda la delincuencia está desbordada en hacer toda clase de maldad, mientras se “siente bien” gracias a unos cuantos gramos de fantasía.

Con el crecimiento de la corrupción y de falta de cumplimiento de leyes, lo traficantes de drogas manejan los mares que nos alimenta. Dios en su cuidado ha permitido que el mar engendre sardinas como nunca antes, pero en oriente del país, los nuevos pescadores no ven sentido salir a altar mar si cargando motores hasta la orilla para embarcaciones especiales, que le pagan más y con el dulcito ácido adicional. Regiones como estas y otras son manejadas por quienes manejan las Drogas. Manipulados por el dinero y motivados por la crisis económicas cientos de personas se dedican al negocio de las drogas y no en producir bienes y servicio.

Los barrios son cultivos perfecto para comenzar en el consumo, sentarse en la esquina a conversar del día a día mientras nos pasamos la pipa se ve casi todas las noche en cualquier barrio. El hambre, la borrachera, familias sin valores, y la política celebrando a los sin vergüenza y no a los que se esfuerzan. Pareciera que lanzarse por la borda de la fantasía inducida es la mejor manera de llegar a la otra orilla. En una época los drogadictos eran de lo peor, ahora cualquier muchacho que saludo es un nuevo zombi venezolano.

¿Usted sabe que dentro de los recintos penitenciarios hay drogas y armas? hágame un favor y avísele a la guardia que al parecer no sabe nada. Cuando salgo con mis hijos un pequeño paseo y vuelven a casa con algo como una rama sucia o algún bichito escalofriante pero curioso, el culpable delante de mi esposa no son ellos, eso es lo ellos quieren, el culpable soy yo, que no los supervise y no les impide realizar ese agravio. Entonces ¿Quién es el culpable que exista drogas en lugares que deben ser seguros? Nuestras autoridades por supuesto que son culpables, y lo peor es que existen publicidad y un alto presupuesto estadal dedicadas a instituciones como la ONA, “Negra Hipólita” o “FundaRibas” dedicadas al rescate de adictos, que de las dos últimas sería bueno que investigaran ¿Cuantas realmente están funcionando? Y las que están funcionando, ¿Cuantas personas están ayudando? Puedo decirle con seguridad que en Monagas existía una de cada una, y ninguna, por causa de robos y negligencia, está activa.

Todos los días sale una nueva película que el personaje inhala hasta talco para los pies, y nos seguimos riendo. En nuestro país el problema es muy serio, tan serio que le invito a que dé una vuelta por la cancha que está cerca de su casa, vea la conducta de sus familiares jóvenes luego de un rato con sus amigos, se va a sorprender que personas con más 30 años están incursionando en ese mundo que antes les estaba prohibido. Matar o desterrar a personas no es la solución, pero dejar que corrompan a nuestra joven nación y no hacer nada al respecto es cavar más profundo en la basura que estamos metidos.


Aníbal Herrera  –  @anibaljherrera


 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores