Criterios

“La peor crisis de su historia” por @pablo442

Criterio de Lectores

Es evidente que Venezuela se encuentra en la peor crisis de su historia. Durante estos últimos años nuestros gobernantes, haciendo el peor uso posible de sus cuotas de poder, se han encargado de destruir la economía en todos sus sectores, la agricultura, la industria petrolera, la minería y cualquier actividad productiva que permita el crecimiento económico del país. A nivel social se han visto sacudidas nuestras bases sociales y nuestra identidad cultural como nación. En el ámbito político los partidos, tanto de gobierno como de oposición, no han cumplido su función institucional y canalizadora. Así mismo se destruyeron y vulneraron las instituciones fundamentales que garantizan el correcto funcionamiento del Estado.

Obviamente esta situación podemos verla como una gran catástrofe (porque lo es), pero también podemos verla como una gran oportunidad. Decirlo o escribirlo en este caso es bastante fácil y hasta pudiera sonar cruel tomando en cuenta todo el sacrificio humano y moral que hemos tenido que hacer los venezolanos durante todo este proceso de destrucción. Sin embargo esos enormes sacrificios podemos convertirlos en el principal motor para dar inicio a un proceso de construcción nacional de un nuevo orden social e institucional.

Encontrarnos como país ante tal estado de destrucción económica, política y social nos da la oportunidad de poder empezar “desde cero” un proceso en el que todos los sectores sociales y políticos se encuentren para trabajar en función a un objetivo único, la recuperación y refundición del Estado venezolano. Ese consenso que difícilmente puede ser conseguido en una situación normal, es la pieza clave que le hace falta a Venezuela para iniciar esa reconstrucción.

A estas alturas no podemos hablar de una sociedad polarizada, de pobres contra ricos. Hoy en día sí podemos hablar de un puñado de delincuentes que ocupan altos cargos en el gobierno versus el resto de la ciudadanía, la cual se encuentra unida por la grave crisis y esa unión debe traducirse en construcción.

Ese nuevo Estado nunca puede olvidar sus difíciles orígenes, el costo que significaron las vidas sacrificadas para su construcción. Esta debe ser la motivación para seguir peleando hasta derrotar el último obstáculo que se atraviesa entre un nuevo Estado y la destrucción.


Pablo Peña Marín – @pablo442


Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores