Criterios Política

Juego de Tronos

Criterio de Lectores

El fin de la Guerra Fría tiene un significado importante dentro del panorama internacional y por supuesto dentro del estudio de las relaciones internacionales. Muchos han sido los análisis políticos sobre esta situación de conflicto entre dos super potencias como Estados Unidos y la ex Unión Soviética, lo cual ha generado un nuevo proceso de reconceptualización y de búsqueda de una forma de explicar el nuevo orden que se ha ido generando geopolíticamente. 

Estados Unidos y Occidente representando al capitalismo, y la ex Unión soviética al comunismo: dos visiones distintas de entender la política y dos formas antagónicas de establecer un sistema de gobierno, pero ambos perfilados en consolidarse como el hegemon mundial, por lo que imponer su visión en el mundo consistía en un trabajo arduo de persuasión y negociación entre los países vecinos. 

La guerra fría realmente nunca fue tan fría, numerosos episodios desde 1945 han puesto en disputa a Estados Unidos y a la Ex Unión Soviética – Rusia actualmente -, donde han tenido que mostrar su poderío indirectamente para evitar la consolidación del otro, las guerras subsidiarias las más conocidas. Venezuela hoy representa un nuevo capítulo dentro de este juego de tronos, el cual cuenta con varios actores, por un lado, el gobierno interino de Guaidó y los Estados Unidos – apoyados por más de 50 países de la comunidad internacional –  vs Cuba, China, Rusia y el aparato institucional de Venezuela, sostenido indudablemente por la Fuerza Armada Nacional. 

Los tiempos han cambiado, y aunque algunos personajes políticos vean que el desenlace va dirigido a un enfrentamiento armado a lo “Call of Duty “, los que dirigen la orquesta como Elliot Abrams, Mike Pompeo y el mismo Guaidó apuntan a que la vía militar no es hasta hora la opción más viable, pareciera van dirigidos a una idea  que está fundamentada en que el Estado no es el único actor, sino que incluye al individuo, instituciones Internacionales y organismos no gubernamentales como actores fundamentales de estas relaciones, por lo que las acciones militares pasan a un segundo plano, entendiendo que el costo de la cooperación es menor a la del conflicto.

La administración de Trump ha dado golpes que, aunque no sean muy ruidosos son vitales y debilitan al cartel de Miraflores. Las sanciones a funcionarios del gobierno, a Estados que cooperan económicamente con el gobierno ilegitimo de Venezuela y las negociaciones con militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, son muestras de que hay turbulencia desde cúpula usurpadora y esta situación ha puesto en alerta a los aliados – Cuba y Rusia especialmente – . Mientras unos dirigentes hacen caso omiso a la agenda planteada en conjunto con la Comunidad Internacional, y se abocan en seguir trasnochados vendiendo humo con ideas que no son posibles materializar, nuestra ruta tiene que ser como dijo hace varios años  el recordado Teodoro Petkoff “ El plan B tiene que seguir echándole pierna al plan A “ , que es la del cese de la usurpación , gobierno de transición y elecciones libres.

Leonardo Morales Morillo – @MoralesLeo23

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores