Criterios Política

«Constituyente militar, un paso peligroso» por @SrVenezolano

Criterio de Lectores
Nicolás Maduro anunció la idea de crear una constituyente que le otorgue más poderes a los militares en medio de protestas ciudadanas

Es claro que la ambición por permanecer en el poder no distingue entre derecha o izquierda en el mundo; de un lado y del otro las ganas por eternizarse en el poder siempre suelen resultar palpables, lo sano es que sea mediante el voto popular, aunque realmente no sea democrático aquel que quiere estar siempre controlando y no apostar por la alternancia de poder, pero en Venezuela el régimen que heredó Nicolás Maduro busca perpetuar un sistema decadente que ha causado daños profundos a la sociedad venezolana.

Los daños son muchos, van desde lo económico hasta lo cultural, no se excluye al sector político ni al ambiental, pero la militarización de la sociedad nacional ha sido especialmente perjudicial para todos, incluso para el mismo régimen que tiene que decidir entre hacer feliz al pueblo que sufre de hambre o a los altos mandos militares que sostienen a Maduro gracias a las cuantiosas ventajas que les ha dado. En este punto, el mandatario nacional ha optado por lo segundo.

Y la llamada “Constituyente militar” que le prometió Maduro a los militares el pasado 8 de mayo no deja de ser preocupante para todos los venezolanos que padecen la desidia gubernamental y la represión de los oficiales de la Guardia Nacional en las manifestaciones contra el presidente, que ya suman más de 40 días y auguran mayores movilizaciones. Las dudas sobre esta presunta “Constituyente militar” han saltado por los aires y han alarmado tanto nacional como internacionalmente, pues Nicolás Maduro intenta comprar más lealtad entre el alto mando militar que ya comienza a sentir el malestar dentro de sus propios hogares, literalmente.

Una Constitución, como la desea la cúpula chavista, que en este caso favorezca extraordinariamente a los militares, amenaza al fututo de Venezuela ya que nos coloca en la situación de Birmania, donde es una junta militar la que controla, comanda y ordena acciones económicas así como el manejo de la política exterior y un control estricto sobre el tema electoral. Con esto hablamos, entonces, de la “birmanización” de la política venezolana en concreto, pues aprobar una Constitución que dé más beneficios a los oficiales de las fuerzas armadas que a los propios civiles es un golpe terrible a la historia democrática que tenía Venezuela antes de la llegada al poder de Hugo Chávez.

La Fuerza Armada Nacional es una institución repudiada por los ciudadanos venezolanos que la ven como el brazo armado “oficial” del régimen chavista y que ampara sus violaciones a la actual Carta Magna, así como ser el cuerpo que mediante el uso de la violencia institucional protege a un gobierno que ha causado dolor y sufrimiento a toda la población. La FAN debe despolitizarse y reflexionar profundamente sobre su rol en la vida nacional; no puede seguir violando derechos humanos y aplaudiendo ilegalidades. El ministro de la Defensa, Vladímir Padrino López, no tiene capacidad de mando porque él mismo ha sido un actor político que corrompe el cuerpo castrense, hoy utilizado para asesinar a venezolanos que protestan pacíficamente en las calles de todas las ciudades del país.

Ha llegado la hora de lavarse el rostro de tanta complicidad, una “Constituyente militar”, señores de la FANB, no va a resolver los problemas de fondo que sufre Venezuela, es más, una nueva Constitución no será la solución para el hambre, la pobreza, las muertes y la violencia. Los venezolanos no queremos una nueva Constitución, todo lo contrario, queremos que se cumpla la vigente para que haya paz y la paz no puede ser usada para más demagogia. Deben los militares hacer respetar las leyes y no prestarse para continuar violentando las mismas. No quiero creer que los militares venezolanos serán condenados a las deshonra por su complicidad con una dictadura que asesina, infunde miseria y juzga a civiles en cortes castrenses, quiero unos militares que defiendan a los ciudadanos y no los asesinen por pensar distinto. Denle dignidad a sus charreteras.


 Carlos Guerrero  – @SrVenezolano

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores