Criterios

«Café sin azúcar» por @hmcaminante

Criterio de Lectores

El sistema socialista es un modelo económico, nada tiene de sentimental. No es sinónimo como intentan presentarlo de amor, bondad o romanticismo.  No implica necesariamente la existencia de una dirigencia central con afecto por lo social, identificación con la alteridad o solidaridad por la humanidad. Al contrario, muchos de los miembros de la cúpula de este modelo exhiben lujuria, ausencia de empatía, fariseísmo, afán enfermizo u obsesivo de poder, oportunismo, se sirven a sí mismos, la ideología la acomodan de acuerdo con las circunstancias, recurren a la palabra pueblo o justicia social solamente con el fin de garantizarse dividendos políticos, condicionan los beneficios al apoyo sin restricción.

Desde el alto poder se ejerce el dominio, se tiraniza troceando esquemas naturales de la vida de las personas. Con avaricia desgarran a la sociedad. Se acompañan para ello de fuerzas oscuras militaristas. En su afán desintegrador impactan familias, amistades, se adueña de propiedades, destierran, aprisionan, cambian los hábitos alimenticios (café sin azúcar…),  modifican estilos de vivir, generan carencias, hacen sus negocios con los recursos del país, reprimen, cercenan, ofenden, descalifican, escinden. Agudizan las contradicciones en la sociedad llevándolas al límite, fragmentan, luego actúan sobre las fracturas producidas.

La piel social termina con una herida abierta. El cuerpo queda roto, adolorido, impactado por el atropello inmisericorde, devastador, intenso, extenso.


Lorenzo Figallo  –  @hmcaminante


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Criterio de Lectores

Criterio de Lectores