Salud

Herramientas que facilitan la ruta a un nuevo empleo por @infobeltran

Carmen Beltrán
Escrito por Carmen Beltrán

En la actualidad las exigencias de los empleadores  además de incluir una hoja de vida que refleje amplia trayectoria académica y experiencia, colocan dentro del arsenal de requisitos una nota que dice “Buena presencia”.

Y es que más allá de la expresión “la cara es el reflejo del alma”, la imagen que proyectamos habla de nuestra seguridad y autoestima. También expresa el respeto que podemos sentir por las otras personas con quienes convivimos y compartimos nuestras horas laborales. Adicionalmente, si el cargo por el cual se está optando exige el trato directo y continuo con público, las exigencias en cuanto a la apariencia se duplican, ya que de ello depende la valoración que le dan los usuarios a la empresa y por ende, la ganancia y el éxito.

Por estas razones, quienes deciden lanzarse a la avalancha de los que buscan un nuevo empleo, invierten previamente en mejorar su aspecto para así lograr escalar algunos peldaños de ventaja frente a los demás aspirantes.

Mejorar el aspecto y la lozanía de la piel del rostro es el primer efecto buscado por los futuros aspirantes. A continuación encontramos que la disminución de las arrugas y líneas de expresión es altamente cotizada, ya que permite ofrecer un rostro más relajado y juvenil, aún cuando la persona sea muy estresada. Las primeras exigencias las logramos con láser, plasma rico en plaquetas y peelings, las segundas se logran mediante la toxina botulínica…

Siguen en la lista las terapias de tensado y lifting facial porque disimulan la edad de las personas “entraditas en años“ que consideran que los más jóvenes les pisan los talones a la hora de competir por un cargo -sin importar la experiencia acumulada-. El rejuvenecimiento del rostro con “acabado natural” es posible con la innovadora tecnología de Ultherapy, la cual resalta por sus resultados inmediatos y naturales.

Existen otros tratamientos específicos que son muy solicitados por quienes buscan empleo, tales como la remoción de tatuajes, sean éstos decorativos o traumáticos, porque algunas empresas e instituciones (policial, bomberos, militares) exigen como requisito “no tener tatuajes visibles” a los aspirantes de empleo. La cura de los hongos en las uñas (Onicomicosis) también es ampliamente solicitada, sobre todo si se encuentran en las manos, ya que este tipo de lesión es considerada prejuiciosamente por las otras personas como una consecuencia de desaseo y descuido, generando grandes problemas de autoestima en quienes la padecen. Peor aún si el cargo al que optan se relaciona con la manipulación de alimentos. Tanto la onicomicosis como los tatuajes se eliminan con láser.

El tipo de tratamiento va a depender, no solo de cuánto el paciente esté dispuesto a invertir sino, del tiempo con el que cuenta para regenerar la piel y notar los cambios antes de acudir a la entrevista de trabajo. Sin embargo, la tendencia actual es la búsqueda de terapias menos invasivas que no exijan reposos. Igualmente, la preferencia aumenta por los tratamientos que respeten la naturalidad, dejando de lado todo aquello que genere un aspecto acartonado y artificial.

Sin lugar a dudas, la medicina estética se ha convertido en parte de la vida de las personas, por lo que cada vez los médicos que la ejercemos debemos actuar con seriedad, buen criterio y respeto, ofreciendo armonía natural a la imagen de nuestros pacientes, considerando siempre el concepto de la individualización, lo que sumará puntos a favor en el desempeño laboral de las personas.


Carmen Beltrán  –  @infobeltran


Suscríbete a nuestro canal de Telegram aquí.

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Carmen Beltrán

Carmen Beltrán

Médico Cirujano (UCV). Diplomado Internacional en Medicina Estética.
Máster en Láser y Fototerapia en Patología Dermatoestética (Centro de Estudios Colegiales del Colegio oficial de Médicos - Barcelona). Pionera en Ultherapy en Venezuela. Premio internacional IOCIM "Por su contribución médica a una mejor vida" 2012