Política

¿Donde está el contralor?

Antonio Dyurich D.
Escrito por Antonio Dyurich D.

A la una: Elecciones ni fú ni fá.

Se supone que en menos de un mes tenemos elecciones municipales y el ambiente está más apagado que el túnel de La Cabrera. Nada nos hace creer y saber que estamos en una campaña electoral. Y no es porque esta elección haya sido un invento de última hora. ¡Que va! Es, si se quiere, la única que después de las parlamentarias se hace en el período establecido por la constitución.

El problema está en que no va a haber ni siquiera la competencia desigual y tramposa que hubo en las pasadas elecciones de gobernadores.

Y eso que la elección de los alcaldes –y concejales- debería ser una de las más participativas porque se eligen las autoridades de las ciudades donde vivimos los electores.

Lo que pasa es que el «chavismo» «desfarató» –al decir del derrotado Atistóbulo, que ni con ventaja gana- la descentralización e inflamó el centralismo caudillista hasta lo máximo. Alejo la solución de los problemas de la gente y la puso en algún lugar tan lejano e inaccesible que podría pensarse que la enterró en el llamado cuartel de la montaña junto a los despojos mortales del teniente-coronel Chávez.

Además el inmoral poder electoral que tenemos hizo la convocatoria con tal prisa y ventajismo oficialista que dinamitó las posibilidades de participar en esas elecciones a la oposición organizada del país.

De aquí en adelante ocurrirá lo que a Maduro le de la gana. No tendremos cifras creíbles de participación y la verdad-verdadera será sustituida, una vez más, por la verdad oficial.

A la dos: ¿Porque hay cosas que no se dicen y recuerdan?

Es difícil entendernos en Venezuela. Las mentiras y las manipulaciones se imponen con más fuerza que la verdad y sustituyen a esta aún cuando «la nueva narrativa» sustituya a un hecho ocurrido recientemente.

Tomemos, por ejemplo, el caso de los gobernadores electos por la oposición.

¿Cómo es que el pueblo fue consultado por los recién electos en lo referente a si debían juramentarse ante la inmoral e ilegal Asamblea Nacional Constituyente y este le dijo a los «gobernadores» que sí debían hacerlo?

¿Acaso el tema de la juramentación ante ese mamotreto no lo había planteado antes la Delcy y Maduro y la MUD y todos los candidatos y partidos dijeron que no?

Estoy seguro que si alguno de los candidatos de oposición se le hubiese ocurrido decir que de ganar se juramentaría ante la «prostituyente» –como la bautizó Ramos Allup- hubiesen sido muchos los electores –me atrevo a decir que la mayoría- de oposición no hubiesen votado a esos candidatos. ¿Cómo es que ahora ese votante de oposición le parece bien que se juramenten los adecos ante la ilegítima constituyente?

Ahora con las municipales es otra cosa.

Ya sabemos que los opositores que se inscribieron como candidatos de ganar la alcaldía por la que compiten, van a juramentarse ante Delcy y su combo. Por lo menos no me están engañando.

Mi problema está en que yo soy de la opinión que debíamos haber propuesto candidatos, hecho campaña comprometiéndonos a que de ganar nos juramentaríamos ante el pueblo que nos eligió y no ante un cuerpo nacional que no representa a los ciudadanos.

Como ven, los ciudadanos que creemos que debíamos votar estamos más entrampados que antes. Queremos votar pero no queremos que de ganar nuestro candidato se juramente ante la ANC. ¡Bestia, que lío!

Lo que nos queda es ir a votar NULO.

A la tres: Diputados, designen al Contralor

La contraloría es una de las tres partes en que está compuesto el Poder Ciudadano pero en la realidad «ni güele ni jiede». Por esa vía va también el Defensor de los derechos Ciudadanos.

Pero sigamos con el contralor.

En ninguno de los hechos de corrupción que hace alarde Tarek William se habla nunca de alguna investigación administrativa realizada por la contraloría –como es su deber- y que luego fue remitida a la fiscalía para la acusación penal.

No les parece, estimados diputados, que ya es tiempo de que ustedes designen un Contralor General de la República que sea serio, profesional y valiente.

¿Hasta cuando los venezolanos nos tenemos que calar a estos «encargados para siempre» que le tapan las excretas a los corruptos?

Esperamos por ustedes.


Antonio Dyurich D.  –  @adyurich13


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Antonio Dyurich D.

Antonio Dyurich D.

Ingeniero Electricista (ULA). Columnista de Yaracuy al Día de San Felipe. Diario Pronto y Diario El Yaracuyano. Productor y conductor de programas en Yaracuyana de Televisión. Colaborador del diario digital Noticias Yaracuy. Ex secretario ejecutivo de la MUD Yaracuy. Candidato a diputado por la MUD Yaracuy en el 2010.