Política

Ahora es cuando hay revocatorio!

Antonio Dyurich D.
Escrito por Antonio Dyurich D.

A la una: Esa difunta llamada justicia

La constitución del 99, en su preámbulo nos dice que el pueblo venezolano se reúne en la Asamblea Nacional Constituyente con el fin de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural, en un Estado de JUSTICIA, federal y descentralizado que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia, y el imperio de la ley…

De partida queda establecida, como vemos,  la justicia y el imperio de las leyes como el signo fundamental de esa «nueva República».

Es bien sabido que sin justicia verdadera, aquella que no mira quien acude a ella para sentenciar. Aquella justicia que tiene los ojos vendados para que sus actos no estén contaminados por los afectos o las emociones sino por las razones y fundamentos que basados en las reglas y leyes establecidas la lleven a decir quién tiene la razón y a castigar a quién delinque con una pena proporcional al delito cometido.

Esa justicia hoy no existe en Venezuela.

Hoy en la patria de Bolívar una de las instituciones más desvergonzadas, mas descalificadas y mas sometidas al poder del sátrapa de turno es el Tribunal Supremo de Justicia, manchado por la actuación de las Salas Electoral y Constitucional que hasta ahora han servido solo para darle sustento pseudolegal al gobierno mas ineficiente, incapaz y corrompido que nunca jamás ha tenido Venezuela e impedir que sea investigado y castigado.

Hemos llegado hasta ese foso profundo y putrefacto conducidos por un liderazgo político-partidista identificado hoy con el rimbombante nombre de «Polo Patriótico», sumados a la designación de abogados sin experiencia ni conocimientos en los cargos que lo requieren y la asesoría de algunos otros que teniéndolos, por alguna razón que no quiero calificar, han optado, conscientemente, por los más variados sofismas para complacer al  poderoso que sirven.

Pero también han contado con la colaboración de «comunicadores» izquierdosos que hacen el oficio de los gatos tapando las porquerías que excreta el régimen que hoy los financia.

El país se desarticula. Se vuelve pedazos. Lo rompen aquellos que se han alejado de las normas morales de las que hicieron tanta gala en épocas pasadas. Cuando no tenían poder. Cuando eran oposición. Son personas conocidas. Son personas a las que llegamos a respetar y hasta a admirar en alguna época. Son aquellos que sacaron de sus alforjas la «ética revolucionaria» que es la mentirosa ética sustentada no en valores morales sino en conveniencias circunstanciales. En la vulgar y vergonzosa preservación del poder sea como sea.

A la dos: Ese muerto sigue vivo

El chavismo quiere que el revocatorio se muera pero no se atreve a matarlo.

La estrategia adoptada se ve clarita. No hay principios ni valores que frenen ese desesperado deseo de «volver cadáver» al referéndum revocatorio. Lo notamos en la absurda y estúpida afirmación que hacen ellos en cuanto a que la MUD no quiere el revocatorio porque no hizo a tiempo la solicitud, como si fuera una vaina de tiempo.

¿Acaso ocho meses –los que han transcurrido hasta ahora- no es tiempo más que suficiente como para haber recogido la voluntad del 20% de los electores inscritos en el registro electoral nacional  para solicitar la convocatoria de un referéndum para revocarle el mandato a Maduro y a su gobierno pirata?

Solo aquél gobernante, aquél partido que sepa que hoy no cuenta con el apoyo mayoritario de quienes lo eligieron y por el contrario esté convencido que lo rechazan con repulsión, puede mentir diciendo que convocar un referéndum para que aquellos que lo eligieron decidan si revocarle o no su mandato es una violación a su derecho de gobernar o a cualquiera de sus derechos políticos.

Solo el miedo y la cobardía puede hacerlos tan mentirosos.

Desde la primera carta de solicitud que se introdujo al CNE comenzaron las trabas. Hubo que hacer presión para que al final suministraran la planilla para recoger las firmas. De allí nació el derecho a retirar las firmas. El derecho otorgado por el CNE al gobierno y al Psuv para el chantaje y la presión a los firmantes. El invento de un fraude que al único que beneficiaba era al Psuv y a su desquiciado liderazgo caraqueño. Muertos, menores, presos etc. según Rodríguez y su patota se sumaron a firmas falsificadas para estafar no se sabe a quién porque ninguna de esas supuestas firmas iban a poder ser validadas, luego no servían sino para el escándalo de Jorge Rodríguez y la turba revoltosa de los enchufados.

Al fin el CNE reconoció que ese paso fue cumplido de acuerdo a la norma establecida. Mientras Jorge, Nicolás, Diosdado y otros maniobran para que el TSJ los ampare y los libre de la lluvia de votos que los va a revocar. Para que los ampare de la derrota.

Tratan de impedir que se ponga en marcha el paso siguiente: la recolección de por lo menos el 20% de voluntades pidiendo la activación del revocatorio. Desvergonzadamente se dan todo el postín para que el revocatorio no pueda realizarse antes del 10 de enero. Fijan los días finales de octubre para hacerlo y dejan en penumbras lo del 20% sin aclarar si es nacional o regional. Hacen oscuro lo que está claro. Buscan que la MUD se retire y diga que en esas condiciones no va la recolección de firmas. Pero se equivocan. Queda claro que con todo y las limitaciones físicas impuestas (Pocos centros habilitados, pocas máquinas) vamos a recoger las firmas, aclarando de partida que no nos vamos a calar lo de la recolección del 20% de firmas por estado. El circuito es nacional y lo haremos respetar.

A la tres: El diente que le faltaba a la peineta

Como ya se oye el estruendo de la avalancha de firmas ahora es la Sala Electoral la que maniobra para crear desánimo y decepción para tratar de forzar a la MUD que no acepte las ilegales condiciones a la que le suman la decisión de que si el 20% no se cumple en todos y cada uno de los estados más la región capital, el referendo no va.

Como se ve, lo que pretenden es decir, si eso pasara, que no era que el gobierno y sus poderes serviles se oponían al revocatorio sino que la MUD no fue capaz de recoger el 20% de las firmas. Advierto de una vez que allí nacerá una nueva mentira ya que afirmarán que no pudimos recoger el 20% así se haya sobrepasado en mucho esa cifra a nivel nacional.

Por eso es necesaria la movilización masiva. No nos dejemos robar el revocatorio. Vamos por más del 20% en todos los estados y preparémonos a defender nuestro derecho a revocarlos.

El revocatorio es de todos. La Unidad es el revocatorio.


Antonio Dyurich D.  –  @adyurich13


 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Antonio Dyurich D.

Antonio Dyurich D.

Ingeniero Electricista (ULA). Columnista de Yaracuy al Día de San Felipe. Diario Pronto y Diario El Yaracuyano. Productor y conductor de programas en Yaracuyana de Televisión. Colaborador del diario digital Noticias Yaracuy. Ex secretario ejecutivo de la MUD Yaracuy. Candidato a diputado por la MUD Yaracuy en el 2010.