Política

Desmantelamiento y Depuración

Ana Cristina García

Una persona acude al médico y este le diagnostica luego de una serie de exámenes que la enfermedad que padece es considerada de mucha gravedad,  sugiere al paciente el tratamiento a lugar aclarando por lo que tendrá que pasar para obtener mejoría.  Pero adicionalmente trata de convencerlo de que tome un tratamiento para la gripe y la diabetes aunque no tenga síntomas, tómelo porque hay que declararse en rebeldía contra la enfermedad principal y no hay que cederle espacio a ese mal.

Aclaro no soy médico y el ejemplo, comprendo que es algo sombrío para lo que quiero explicar, pero definitivamente oportuno. Lo anteriormente mencionado nos sirve para dar lecturas a lo expresado por algunos voceros de la MUD con respecto a las elecciones regionales y cito “estamos ante una dictadura, un gobierno autoritario, una organización criminal”

Los procesos de cambios que demandan profundidad vienen enmarcados necesariamente de acciones conscientes y coherentes, precedidos de conceptos bien definidos, estrategias flexibles y objetivos medibles que permiten monitorear los avances, sin dejar de mencionar las grandes dificultades pero a lo que igualmente aplica. Si el liderazgo opositor ha definido al actual gobierno con las características expresadas anteriormente surgen preguntas, ¿de qué espacios hablamos? ¿Cuál rebeldía? ¿ a cuál defensa de votos y en cual Venezuela?¿Cuál es el planteamiento?

De forma reflexiva no de crítica, comprendería que se pueda concluir y se necesita la suficiente entereza para reconocer, que no se poseen todas las armas para hacerle frente a este gobierno y a la configuración existente, es completamente válido, pero pretender que el colectivo asuma que ir a estas elecciones implica en estos momentos un tipo de lucha, significa también que habría que hacer una revisión sobre los conceptos que definen al gobierno, lo que dio origen a todo esta cruzada por la democracia perdida y por consiguiente redefinir el tipo de gesta que se lleve adelante.

En Venezuela la etapa de evidenciar trampas y malos manejos finalizó,  porque es tácito que las cruzadas se transforman siempre que se tengan las metas claras y se ajusten las estrategias.  Los venezolanos observamos el desmantelamiento de todas las instituciones, del estamento jurídico. Las necesidades prioritarias de la nación no se visualizan con soluciones serias y proyectadas. Participar y ganar gobernaciones para no hacer frente a las responsabilidades y mantener un pueblo en vilo, desviando lo medular, nos obliga definitivamente a  revisar el concepto de victoria de algunos personeros si es eso lo que los motiva.

Las intenciones y los errores que se cometen depuran automáticamente escenarios y liderazgos, aventuro que en nuestro caso, posiblemente sea conveniente para dar entrada a otras formas de pensamientos conectadas con el sentir de un pueblo, porque si las acciones dirigidas a lograr los objetivos no toman las riendas de lo definido, consensuado y establecido, no sé qué lo hará.


Ana Cristina García  –  @accristina7


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Ana Cristina García

Ana Cristina García

Psicoterapeuta / Coach Transpersonal
Impulsador de procesos de cambios
Creadora del Programa Acciones Conscientes
para el cambio ACC7
Columnista / Conferencista