Política

¿Con qué se come esto?

Ana Cristina García

Esta maniobra desvergonzada del gobierno en su desesperación por evitar a toda costa la recolección del 20% de la firmas para la activación del referendo revocatorio apenas comienza a mostrar la intensidad del oleaje. Ha resultado para el régimen,  que esta asamblea nacional es tan invisible como el soberano que la eligió, de allí que las costuras se han hecho más que evidentes. Dicho esto observemos algunos puntos importantes porque como mencione en mi columna anterior forzar errores implica inteligencia y sagacidad.

Han comenzado a fijar posición  algunos  gremios y organizaciones en referencia a la ruptura del hilo constitucional, una vez que los tribunales penales involucrados carecen de competencia en materia electoral y ésta es exclusiva de un poder autónomo e independiente como también el juzgamiento de sus decisiones, competencia exclusiva de una Sala especial del Tribunal Supremo de Justicia, su Sala Electoral, según artículo 297 de la Constitución. Es lo viable, la presión debe generarse de todos los ámbitos de la vida nacional, es nuestra responsabilidad.

Insisto sobre todo en el tipo de lucha que recién se estrena, el deslindar que esto es una disputa planteada entre el gobierno y líderes de la oposición es de extrema importancia de allí que la vocería de las distintas acciones a seguir descanse en un protagonismo diverso (sociedad civil) y oxigene. El gobierno producto del acorralamiento que ya experimenta entrará en fase destructiva ante lo que se interponga y los líderes reiterativos serán lo débil de la cuerda, no hay que ponerla en bandeja.

Efectivamente y leyendo entre líneas, la actuación del gobierno deja en franca merma de opciones en el plano político a ese chavismo en desacuerdo con la gestión del presidente Maduro, de hecho los propios dirigentes del gobierno utilizan y tratan de  justificar la irrupción  a los salones de la asamblea nacional como iniciativa del pueblo chavista, curiosamente no madurista en contra de un supuesto golpe parlamentario. No la deben digerir muy bien y me pregunto sobre este sector: ¿fijarán posición con respecto a la anunciada ruptura constitucional? ¿cómo estiman salvar el legado y su participación?

Cuando el miedo nubla la mente la torpeza se hace presente a gran escala. Ver al alcalde Jorge Rodriguez arengando a hordas violentas deja muy bien establecido ante la opinión pública el mensaje de hasta donde puede llegar, haciendo creíble los excesos.

Cerrar las vías de escapes a un colectivo es lo mismo que ponerlo a pensar enviándolos directamente a la habitación dónde se guardan las herramientas para determinar que usar y luego ponerse creativos. Nuestra constitución es la habitación y los artículos 333, 347, 348, 349 y 350, son herramientas que terminan convirtiéndose en obsequios y cuando se tiene por concepto, que el hacer política implica el aniquilamiento del otro, sencillamente se agradece la existencia del libro al cual acudir para garantizar la civilidad y recobrar la institucionalidad, y quienes no creen en la constitución  de un país no pueden estar al mando de sus destinos.

La continua maraña de ilegalidades para que se ajusten a sus deseos de permanencia los está enredando a ellos mismos. Está extremadamente claro que dentro del seno del gobierno hay personeros que tienen mucho más que perder, esto provoca cada vez mayores errores y divergencias internas.  En virtud de ello se debe anticipar distintos escenarios con  probables respuestas y el acercamiento al chavismo disidente es fundamental para ejercer la fuerza política necesaria, debemos entenderlo.

Reestablecer la democracia y abordar con suma urgencia las demandas sociales requerirá de grandes esfuerzos. Invoco a la divinidad, porque en ella creo, que estos sean momentos de absoluta calma, cordura,  claridad y sensatez en las mentes de quienes hoy erigen el liderazgo del país en momentos tan delicados como el presente. Que priven los intereses de la nación a los particulares, que el recuerdo de aventuras pasadas sin éxitos sean luces orientadoras y definitivamente que podamos comernos esto de la mejor manera.


Ana Cristina García  –  @accristina7


 

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Ana Cristina García

Ana Cristina García

Psicoterapeuta / Coach Transpersonal
Impulsador de procesos de cambios
Creadora del Programa Acciones Conscientes
para el cambio ACC7
Columnista / Conferencista