Política

Ana Cristina García

Observando la situación de Venezuela podemos percibir el vaso medio vacío o medio lleno dependiendo desde dónde y cómo se evalúe. Realmente se ha logrado mucho PEROOO, opinan muchos; tiene más que ver con la INMEDIATEZ que tenemos años comprando y que al parecer no nos ayudado a aprender, sumando el argumento del MESÍAS que nos sacará de esto. Una cosa es un liderazgo, otra un liderazgo transformacional y uno definitivamente distinto el mesías. Creo que el amigo Guaidó erige un liderazgo válido, representativo y de allí que algunos estén pidiendo su cabeza, exigiéndole y a veces ordenándole lo que debe hacer, tareas que en determinados momentos usted y otros ciudadanos incluyéndome no hemos hecho. Porque se trata de pagar precio en los mejores y peores escenarios. El joven cuando pasa a edad adulta por ejemplo, paga el precio de abandonar su inmadurez e irreverencia para pasar a acciones congruentes o propias.

 La «Operación Libertad», nos coloca en acción desde la responsabilidad que cada ciudadano venezolano tiene, y esto es sumamente IMPORTANTE porque cada uno, sin excusas, debe poner su grano de arena a lo que se considera una Gesta Libertaria. El movimiento es interno, es de adentro hacia fuera como nación soberana, si desde allí se suman apoyos externos perfecto, pero lo que humildemente observo (no es una verdad absoluta), es que lloriqueamos por una intervención que nos saque de lo que nosotros creamos, promovimos y generamos, eso definitivamente no nos permite ver o idear soluciones que pueden desencadenar acciones oportunas y contundentes. Siendo más inteligentes, ingeniosos y creativos, porque efectivamente tienen las armas pero también es cierto que son minorías y hay formas de hacerle frente a la violencia.

Cuando un individuo, grupo o comunidad no tiene claro sus objetivos, es muy fácil diluirse, desperdiciar fuerzas, repartir culpas y no ver responsabilidades. Que prive en determinados momentos el cansancio, los intereses y la comodidad personal, es válido, somos humanos, pero respetuosamente y como ciudadanos de ésta nación, no tiene en lo absoluto que ver con una gesta libertaria; es un elemento más de perturbación hacía un camino que nos hemos trazado y que al parecer olvidamos cuando la incomodidad aprieta y el tiempo avanza. Venezolanos todos, los objetivos obligan, estos no fue un simple discurso con bonito sonido: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres es sinónimo de ACCIÓN CONSTANTE y decida.

Comprendamos algo el mundo, sus organismos e instituciones garantes de democracias o derechos humanos tienen sus formas, un ritmo distinto al que llevan los conflictos internos y la gravedad para quienes lo vivimos. Los acontecimientos marcarán rumbo.  

Asumamos la responsabilidad que nos corresponde y desde la más pequeña acción preguntémonos: ¿Qué puedo hacer YO para mejorar la situación de mi PAÍS? Opinar y creernos dueños de la verdad, no es viable, sabemos los resultados y la frustración que genera. Entonces no seamos víctimas, seamos actores. DECIDE!!!

Ana Cristina García  –  @accristina7

 

ElColumnero.com no se hace responsable, ni se solidariza, con las opiniones o aseveraciones que realicen los colaboradores en sus artículos de opinión.

 

Columnista

Ana Cristina García

Ana Cristina García

Psicoterapeuta / Coach Transpersonal
Impulsador de procesos de cambios
Creadora del Programa Acciones Conscientes
para el cambio ACC7
Columnista / Conferencista